lunes, 11 de diciembre de 2017

Tan inocente, tan puro como el amor adolescente. ¿Por qué no sonreias? ¿Por qué dejaste de hacerlo? ¿Por qué no flotabas en el aire para dejarte llevar a donde el aire quisiera? ¿Qué te paraba? ¿Cómo podías contenerte? Solo encuentro una respuesta. Dejaste de amarme para crecer y ser adulta, responsable, para sacrificar tu vida a lo que debes hacer y olvidar lo que quieres hacer, lo que era bueno para tí. Y tal vez, solo tal vez, hiciste lo correcto pero tal vez, solo tal vez estuvieras equivocada. Tal vez ser feliz hubiera sido también mejor para esa vida responsable. Me equivoqué mucho pero ahora que sé que solo hay una vida y que puede ser muy corta cometería más errores todavía. Me tragué el orgullo mil veces y ahora me lo tragaría millones, te pedí perdón mil veces, muchas de ellas sin tener ninguna culpa y otras siendo mi única culpa no saber atender a tus caprichos, y ahora pediría perdón millones de veces, lloré por ti mil veces y aún sigo llorando  seguiré llorando. Eso que odiabas tanto de mi, eso que te separó de mi se llama amor, amor a ciegas, amor romántico hasta dar casi asco. No, no creo que lo entiendas, tu cabeza es demasiado cuadriculada pero tú corazón se que podría llegar a entenderlo. Demasiadas heridas para saber lo que es el amor, para entenderlo, demasiados complejos para sentir que podía ser real, demasiado dura para ceder. Yo tenía mi juego, este juego, el juego de darle, tú tuviste el tuyo hasta que te diste cuenta de que no era un juego. Yo dejé de jugar y mi juego de sueños e ilusiones se convirtió en una realidad incontrolable. Nunca más fue un juego, tan solo una eterna declaración de amor de un corazón roto. Cuántas veces te di la razón sabiendo que no la tenías, cuántas veces tragué con tus mentiras, con tus desprecios, cuantas veces mendigue un beso más que merecido. Pero ¿sabes?, ahora que a este corazón roto se une un cuerpo enfermo que hace que la muerte me mire de cerca, volvería a hacer todas esas cosas, las mismas y más, porque si hay sacrificios que merecen la pena. La felicidad es una oportunidad que no puedes dejar pasar cuando te das cuenta de que tal vez puedas morir mañana. Y si muero sabré que lo intenté todo y si muero no me habré dejado nada en el tintero. Si mueres tú ¿Cuál sería la respuesta a la pregunta de qué ha sido tu vida?
Los días pasan, pasan los meses y cada día se hace un poco más duro aguantar en lo físico la traya que me están metiendo. En la cabeza sin embargo se abre una pequeña esperanza a la curación total. Hago vida normal si, pero cada vez me encuentro más limitado y estos días cortos, fríos y lluviosos no ayudan demasiado a esa pretendida normalidad. Cada vez me veo más obligado a pasar más tiempo en casa. Tengo ganas de que llegue la temida cirujia, que pase el tiempo y sigamos dando pasos y que por fin llegue la primavera. Supongo que esta primera fase se prolongará mucho y debo de ser paciente pero aunque se de la cronicidad de la enfermedad, mi deseo es llegar cuanto antes a un periodo en que pueda estar sin quimioterapia y poder hacer realmente vida normal aunque esa vida normal incluya trabajar ejjejjej
Cada día recuerdo este blog. Recuerdo como empezó y en lo que se terminó convirtiendo. Esa es la fuerza que tiene el amor. Un amor que sigo sintiendo aunque hace ya mucho tiempo que el amor decidiera abandonarme. Pero, es lo que hay ¿No? Algún día volveré a escribir más a menudo, algún día volveré con historias diferentes a las de esta enfermedad por la que estoy pasando pero ahora no puedo porque a pesar de todo el mayor malestar que siento no viene de la quimioterapia, no viene de este puto cáncer, viene del vacío que siento en mi alma. Pudo ser y no fue. Me apeno cada día por las cosas que hice mal y que no contribuyeron a que fueran aunque también pienso que puse mucho de mi parte y recibí menos, era normal recibir menos, ¿Pero realmente tanto menos? Me tragué mi orgullo una y otra vez y ese tal vez fue mi error, pedí perdón por cosas de las que no era culpable... En fin ya no tiene sentido echar a vista atrás cuándo se que todo quedó precisamente ahí, atrás, en el pasado. Fui feliz con eso me quedo.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Veo con alegría que aunque ha bajado muchísimo el número de visitas sigue habiendo quien entra a curiosear en este blog. Es muy agradable saber que hay personas que te siguen leyendo a pesar de que a penas escribo nada ultimamente. Y la verdad es que tengo pocas ganas de escribir porque cuando escribo pienso y ahora lo que necesito es vivir y no pensar demasiado. Llevo ya muchos meses con quimioterapia y aunque lo llevo fenomenal, este blog me trae recuerdo dolorosos de lo que pudo ser y no fue porque la vida es cruel y no puedo con ambas cosas a la vez. He optado por la vida, aunque cada día escribo cientos de frases en mi cabeza y las pongo en un lugar donde no sume dolor.
Y voy dando pasitos, voy avanzando y cada vez tengo mas asumida mi enfermedad y cada vez estoy mas convencido de que la muerte no está tan cercana como parecía al principio. No tardaré en pasar por quirófano y aunque tengo miedo, es una gran noticia, otro motivo mas para pensar que la muerte queda mas lejos. Luego vendrá mas quimio, vendrán controles constantes durante lo que me quede de vida pero es lo que me ha tocado e intento disfrutar de cada momento. Y es por eso por lo que entro poco por aquí porque aquí están los mejores momentos de vida, unos momentos que se que no se repetirán nunca y no quiero que empañen mis ojos ahora y me impidan ver lo bueno que tiene la vida y seguir viviendo. A veces tienen que pasar estas cosas para darnos cuenta de que la vida nos da y nos quita pero que hay que aprovechar cada segundo para intentar ser felices. Sed felices, todo lo que podáis, nadie es inmortal ni inmune a todos los problemas. Poned una sonrisa a vuestra vida, nunca se sabe cuando la muerte vendrá a buscarnos, tal vez yo muera dentro de unos años por este cancer, tal vez esos años sean muchos, tal vez muera de cualquier otra cosa, tal vez muera mañana en algún tipo de accidente. Por eso tiene sentido vivir cada segundo tratando de ser feliz, sea lo que sea lo que suceda en tu vida nunca sabes cuando va a ser tu ultimo segundo. Y eso vale para todos, para los que estamos enfermos y para los que no, para los que lo tienen todo y para los que no. Disfrutad de la vida por favor.

Solo una cosa mas, sigo amando aunque con el tiempo te das cuenta de que mi amor no va a traerme nada porque por desgracia, aunque creo que todos los amores son posibles, si el amor no se sobrepone al miedo, si el amor no es capaz de perdonarlo todo, si el amor no es capaz de entregarlo todo se convierten en imposibles. La pregunta que queda en el aire es ¿y si los amores son así son verdaderos amores? Tal vez si, la vida es demasiado complicada a veces.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Si tan solo pudiera mirarte una vez más, perderme en tu mirada para entrar en las profundidades de tu ser, para comprender el sentido de mi vida, para recorer tu cuerpo perfecto y entender que el deseo que me provocas es el más pequeño de mis sentimientos. Si tan solo pudiera mirarte una vez más y volar por encima de las nubes y ver todo lo bello que hay en el mundo,  salir de mi cuerpo para vivir en mi alma, besar mis miedos mientras vivo mi sueño, dejar de llorar por un instante por haberte perdido. Si tan solo pudiera mirarte una vez volvería mi sonrisa, volvería la mirada inocente del niño que cree que la vida le traerá el regalo con el que tanto ha soñado, volvería a erizarseme la piel por todo lo que se mueve dentro. Si tan solo pudiera mirarte una vez más, únicamente un instante, podría enfrentarme tranquilo a esta muerte que me espera, que nos espera a todos. Si tan solo pudiera mirarte una vez más y tú me devolvieras la mirada podría morir feliz cuando me llegue el momento.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Ya hace un tiempo que se fueron las lluvias,
se fue el olor a tierra mojada,
la hierba fue perdiendo su color,
los árboles sus hojas,
y del manto amarillo de muerte no nació nada.
La tierra se fue secando hasta agrietarse
y lo que fue un bosque torno en desierto
donde quedaban las huellas marcadas
de lo que somos de lo que fuimos
hasta que un simple soplo de viento
las arrancaba para siempre
sin dejar ni un solo rastro de nosotros.
Se fueron las lluvias, se fueron para siempre,
se fue la vida pero quedó la tormenta,
miles de rayos, de truenos, de relámpagos
pero ni una solo gota de lluvia, ni una gota de vida,
el eterno recuerdo de que estuvieron ahí,
la eterna esperanza de que volvieran,
la certeza absoluta de que nunca volverían.
Y así nacieron mis lagrimas negras,
tan muertas como el suelo donde se derramaban.
Ahora ya no importa, hasta las lágrimas se secaron
y mi piel con ellas, mi corazón con ellas, mi vida con ellas.
El camino hacia la muerte es mas feliz
recordando el verdor de aquellos días
en los que creí que la primavera sería eterna.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Fueron tiempos mejores,
otros tiempos, no sin problemas,
pero tú sonrisa lo borraba todo,
esa que no podíamos evitar poner al vernos,
esa triste mirada al despedirnos.
Habría más días, miles de días,
eso pensaba pero no los hubo
y tal vez ahora ni tan siquiera
pueda contar mis días por miles.
Cruel destino.
Confiaba en una segunda oportunidad
y ahora solo puedo pensar en seguir viviendo
para poder seguir contándolo.
Hoy he recordado tus manos,
esas que un día trataron de coger las mías
para consolarme y que por un momento rechace,
y un segundo después rectifiqué
pero era demasiado tarde.
Esas manos que una vez tuvieron las uñas
lacadas en verde. Me encantaban tus manos.
Toda tú me encantabas.
Pero los años han pasado
y tú ya te habrás olvidado de mí
y tal vez pronto sea tan solo un recuerdo
para cualquiera.
No has querido saber de mi
y yo te sigo recordando todos los días,
tal vez esta tortura acabé pronto.
Morí el día que me dejaste,
no lo sabía pero había muerto,
creí renacer pero solo sirvió
para darme cuenta que había muerto.
¿Qué más da si mi cuerpo muere también ahora?
Pelearé para que no suceda,
para que siga habiendo un camino a la esperanza.
Morí aquel día, ahora tan solo sigo respirando.


jueves, 5 de octubre de 2017

Hace algunos días cumplí un año mas. Nunca le había dado demasiada importancia al hecho de cumplir años pero las circunstancias hacen que ahora cobré una especial importancia seguir cumpliéndolos. Curiosamente, aunque con los años uno, al menos yo, va perdiendo la ilusión por esa fecha en concreto, este año me tuvieron que recordar que era tan señalada fecha, supongo que ahora lo que importa son los días no los años, supongo que ahora tengo una preocupación que, por muy bien que lo esté llevando, no deja de nublar muchas de las cosas que en otras circunstancias eran importantes.
Pero no, nadie o casi nadie de las personas con las que me relaciono dejó que se me olvidara esa fecha. Al contrario, recibí mas felicitaciones que nunca. No se a que atribuirlo la verdad, quiero pensar que las personas me tienen aprecio (y de muchas de ellas estoy convencido que es así) pero tal vez algunas se dejaran llevar por la lástima (cosa que yo no siento por mi mismo), o por cualquier otro sentimiento. Lo que mueve a las personas a hacer las cosas que hacen a veces es un secreto hasta para ellas mismas. A veces no somos capaces de comprender nuestras propias motivaciones. Al menos yo a veces no me comprendo a mi mismo en muchas ocasiones, y en otras que creo hacerlo tal vez esté equivocado.
Pero ¿qué mas dan las motivaciones? el caso es que me hicieron sentir bien con las felicitaciones, que me hacen sentir bien por la constante preocupación, que me hacen sentir bien cada momento que me cruzo con alguien. Tal vez esté alimentando mi propio egocentrismo al pensar que algo habré hecho bien para estar en la mente de tantas y tantas personas aunque solo sea por un instante. Alguien me dijo una vez que era una de esas personas tóxicas y nunca he descartado, y sigo sin hacerlo, que tuviera razón. Había dolor en aquellas palabras pero el dolor no tiene porque estar reñido con la verdad, sin embargo esta jodida enfermedad y en la que salvo milagro la mejor expectativa es la cronificación y todo el cariño que estoy recibiendo me hace alejarme un poco mas de esa teoría. Nunca me alejaré del todo, es imposible que me aleje, porque esas palabras calaron muy profundo dentro de mi y porque alejarse de ella me acercaría al mas puro de los egocentrismos y de entre todos mis defectos seguramente el egocentrismo sea el mas acusado, aunque es probable que nadie o casi nadie lo diría.
En fin, como muchas veces y mas desde que me diagnosticaron, no se muy bien a que vienen las cosas que escribo. Supongo que en estos momentos tan solo necesito soltar algunas cosas que llevo dentro. Espero que en algún momento vuelvan esos tiempos en los que me sentaba casi todos los días para escribir historias que me parecían bellas.

lunes, 25 de septiembre de 2017

Días de besos, de abrazos, de buenas palabras,
en cada persona encuentro un consuelo, una sonrisa,
trasmitiendo energía positiva a raudales.
Me sorprendo de lo querido que soy,
de la preocupación de tantas y tantas personas,
y pienso que algo he debido hacer bien,
aunque la sombra de todo lo malo que hice
siempre será muy alargada.
Pedir perdón ahora no me parece suficiente,
y lo pedí y no siempre me fue concedido,
y es justo que así fuera,
no todo se puede perdonar,
no siempre estamos preparados para perdonar,
no siempre el dolor que provocamos es perdonable,
o, al menos, no se lo perdonaríamos a cualquiera.
Una losa que hay que llevar hasta que otra losa nos cubra.
Ya está, aprender para el futuro.
Y ahora a pensar en esos abrazos, en esos besos,
en esas sonrisas y palabras amables,
en recoger toda esa energía de la gente que me quiere.
Ningún abrazo será como aquellos que no tengo
y si no los tengo será que no los merezco.



viernes, 22 de septiembre de 2017

Son días, solo unos días mas los que pasan, sin mas alegrías ni tristezas que otros, unos días que simplemente quieres que pasen, que avance rápido el calendario para saber que lo que te queda por delante es vida. Pero, son días, unos días mas pero como en cualquier día también pasan cosas y hay alegrías y tristezas. El mundo no se para cuando estás enfermo, los sentimientos no se detienen cuando estas enfermo y sigues tomando decisiones. La vida sigue, te sigues equivocando. Y así se aprende, aunque a algunas personas nos cueste horrores aprender, tal vez porque confiamos demasiado en las personas. Lo he dicho mas veces, mil decepciones no me harán cambiar en eso. Lo cierto es que lo esperaba, esperaba que no hubiera respuesta a una petición mas o menos directa. Pasar de largo o ignorarla por completo, eso era la esperable y así parece que va a suceder. Las personas te sorprenden suele decirse, pero para eso tienen que dejar de pensar solo en su culo por muy hermoso que sea. Pero no puedo criticarlo, yo soy el primer egoísta, pocas personas conozco que en mayor o menor medida no lo sean, pocas o tal vez ninguna. Hay que saber las motivaciones de fondo para entender a las personas. Sigo confiando en ellas.
Y ya está, pasan los días y se acerca el momento de tener una idea mas certera de si el tratamiento está funcionando, de si hay esperanza, de si hay vida. Solo los muertos no pueden despedirse y a mi todavía no me toca despedida.

lunes, 11 de septiembre de 2017

Sueño, sigo soñando, soñando te mueres pero menos.
Sigo vivo, sigo viviendo, viviendo te mueres pero menos.
Siempre hay otro paso que dar, siempre hay barreras,
pero ¿qué mas da?, aun  estoy vivo y con fuerzas para saltarlas.
¿Y qué si quisiste desaparecer de mi vida?
¿Y qué si ya no soy nada para ti?
¿Y qué si nunca lo fui?
Para mi lo fuiste todo, viví un maravilloso sueño.
Siempre llevaré en el corazón que fuera tan solo eso,
un sueño del que uno no quiere no despertar pero despierta,
siempre me dolerá que el sueño no se convirtiera en vida,
te echaré eternamente de menos, pero quisiste ser historia
y eso eres, una historia que aun sigo escribiendo,
amarga y sutil venganza del que siente dolor
pero no quiere hacer mas daño que recordarte cada día,
que si, que era cierto, que te amaba con locura,
con una locura seguramente insana,
que me acostaba pensando en ti para soñar contigo,
que me levantaba pensando en ti para vivir contigo.
Era cierto, siempre fue cierto.
Me lo preguntaste un día ¿recuerdas?
llevabas un vestido granate en aquel bar tan inglés,
¿por qué estás aquí? esa fue tu pregunta.
Dudé, dudé un eterno momento y contesté porque te quiero.
Pero mi duda no era sobre mis sentimientos,
dudaba porque no sabía si es lo que debía decir,
no sabía si es lo que querías oir
y no quería que nada nos separara, no quería que salieras huyendo.
Pero no lo era, no era eso lo que querías,
aunque creo que tu corazón anhelaba unas palabras
que tan pocas veces habrás oído y mucho menos tan sinceras.
¿Y que querías tú? ¿por qué estabas allí tu?
tan tremendamente preciosa, tan encantadora como eras,
tan triste como te pusiste al oir la repuesta.
¿Que querías? nunca me lo dijiste, jamas respondiste a esa pregunta.
Como siempre, sin decir una palabra de lo que sentías por mi.
Hubiera matado por un solo te quiero
pero lo único que oí de tus sentimientos en el tiempo que estuvimos juntos
fue un espero no tener que terminar odiándote.
¿Y qué? Qué mas da. Al final me terminaste odiando,
aunque tal vez fue peor el desprecio que vino primero.
Pero ¿qué mas da? sigo vivo, sigo soñando,
y en mi vida y en mis sueños me acompañaras siempre.
Ahora tengo mas cerca la muerte, una muerte que te da igual,
y tienes la mala suerte de que probablemente pueda cumplir mi promesa,
esa de que te seguiré queriendo siempre,
tal vez ahora de otra manera pero siempre,
estoy mas cerca de cumplir esa promesa si,
y si la suerte quiere que viva cien años,
la cumpliré, porque la promesa la hizo el corazón no la cabeza.
Sueño, sigo soñando. Vivo, sigo viviendo.

martes, 5 de septiembre de 2017

Corazones negros, el tuyo.
Es punto negro que tenías,
ese que a veces oscurecía tu vida,
ese que no supe ver al principio.
Ese, ese te ha llegado y te ha inundado al corazón.
No lo entiendo, no puedo entenderlo,
no puedo entender que ni la curiosidad te mueva,
y si te mueve, lo entiendo aun menos.
Como negar una palabra a quien te amo,
a quien tal vez amaste
y ahora te pide una despedida
que realmente podría ser para siempre.
No lo entiendo.
Me odias.
Solo fui un juguete para ti.
Mierda joder.
No sabes como duele,
como duele no poder olvidarte
y devolverte ese desprecio.
Pero yo no soy así,
mi corazón es negro pero menos,
mi alma es negra pero menos.
Te lo perdoné todo, todo,
lo que hiciste sin querer
y lo que hiciste queriendo.
Y esto también te lo perdono,
pero tienes que saberlo,
tienes que curarte,
los corazones negros se mueren,
y el tuyo estaba ya bastante muerto.

viernes, 1 de septiembre de 2017

Pasado el primer ciclo de tratamiento y ya en periodo de descanso me encuentro fenomenal físicamente. Efectos secundarios de la quimio he tenido pocos y muy llevables. Se que estoy gravemente enfermo, que mis expectativas de curación son pocas y que probablemente la quimioterapia me acompañe el resto de mis días, de mis años, de mis lustros, de mis décadas. Me siento bien, me siento fuerte, no me siento enfermo pero cada día soy consciente de que lo soy, de que mis días están contados ¿pero no lo están los de todo el mundo? La muerte es algo irremediable, lucharé para que me llegue lo mas tarde posible. Mi esperanza de vida se ha reducido mucho pero quien sabe tal vez me cure aunque sea poco probable, tal vez la ciencia avance y lo que ahora tiene pinta de convertirse en crónico se pueda curar. No pierdo la esperanza, lucharé para seguir vivo y disfrutar de la alegrías y tristezas que da la vida. Si de las tristezas también, la vida merece la pena siempre. Tengo la suerte de haber vivido muchas experiencias, tengo la suerte de haber vivido el amor aunque terminara trayéndome mas dolor que felicidad, tengo la suerte de haber podido ser bastante feliz a pesar de los malos momentos que trae la vida. Todo lo que venga por delante en este tiempo extra es un regalo que pienso disfrutar a tope. Siento que solo tengo una pena, que solo tengo algo que cerrar, algo que tenía que acabar pero que pudo acabar mejor, por desgracia los corazones que se vuelven negros, que se dejan atrapar por otro tipo de cancer mas peligroso como es el odio no les queda ni el mas mínimo cariño como para tener el valor de ofrecer una despedida mas que merecida. Tengo suerte. Vivo en el primer mundo, en el mundo de los que somos ricos y la sanidad que aquí tenemos probablemente me permita seguir vivo muchos años. La mayoría de los 6500 millones de personas que viven en el mundo se morirían con esta enfermedad en pocos meses. Mi cancer puede curarse o al menos cronificarse. Para curar un corazón negro hace falta voluntad, valentía y cariño y me temo que algunos son incurables. Tampoco pierdo la fe, igual que el punto negro se extendió puede haber una curación espontánea. También existe esa remota posibilidad para mi cáncer pero son pocos los casos conocidos en el mundo. Si pudiera elegir, la verdad no se que cual de las dos curaciones preferiría que llegara. La muerte es inevitable, vivir con un corazón negro es como estar muerto en vida.

viernes, 18 de agosto de 2017

Estimados/as hackers, esta vez si, habéis conseguido entrar en mi cuenta. Supongo que al altamente decepcionados por el contenido aburrido al que habéis podido acceder y más aún por las nulas expectativas de sacar un beneficio económico. Tal vez simplemente habéis decidido respetar este espacio. En cualquier caso gracias por visitarme de nuevo. Obviamente he vuelto a cambiar las claves pero supongo que si ha conseguido una vez podrá conseguirse otra. Sorprendido estoy eso si de que el ataque haya sido desde España, supongo que será que cuando intentabais acceder desde servidores de países exóticos Google os bloqueaba el acceso.
Pues nada, lo dicho, gracias por visitarme y espero que volváis a entrar de nuevo pero a leer lo que escribo.

P.D.: Analfabeto informático como soy me sorprende las habilidades que tienen algunas personas. Usenlas para cuestiones más importantes y beneficiosas.

miércoles, 16 de agosto de 2017

Veo sorprendido como alguna de las personas lectoras habituales están intentando contactar conmigo supongo que para enviarme sus buenos deseos y parabienes. Es complicado pero alguna persona se ha tomado  lasu molestias suficientes como para poder hacerlo. Lamentablemente por alguna razón he sido yo quien no he podido responder.
Si de algo te das cuenta con una enfermedad como esta es de la oleada de solidaridad que genera. Siempre lo he dicho los seres humanos son maravillosos, ojalá nos comportaramos siempre de la misma manera, el mundo sería un lugar mejor.
Pero no todos somos así, no todo el mundo es bueno, aunque sinceramente creo que son pocas las excepciones solo hace falta algo que nos mueva por dentro y nos una.

No puedo pasar por alto que una persona que nunca dijo que me quería está demostrando que efectivamente no me lo dijo porque no lo sentía. A veces pienso en lo equivocado que estaba, a  veces pienso que so lo fui uno más de una larga lista, a veces pienso que se cansó y fue a por otro. Lo único que me saca de esos pensamientos era la extrema desconfianza que llevaba por dentro. O tal vez no la llevara, tal vez, como acontecimientos posteriores han demostrado no soy capaz de generar esa confianza.
En cualquier caso agradecer de todo corazón a las personas que habéis intentado o conseguido contactar conmigo. Con tanto apoyo viniendo de todos los lados me siento más fuerte y más seguro de que terminaré venciendo esta terrible enfermedad.

Un abrazo


viernes, 28 de julio de 2017

Diagnosticado de cáncer con metástasis la visión de la vida cambia, cambia como la percibes, pero sobre todo cambias tú. He comenzado con una quimioterapia para frenar y curar esa extensión y cuando haga efecto me enfrentare a una cirugía. Tengo miedo, creo que sería de inconscientes no tenerlo pero también tengo esperanza, tengo ánimo, tengo fuerza. Y sobre todo tengo montones de personas apoyándome: familia, amigos (los mejores que se pueden tener) , compañeros de trabajo (algunos que esperabas y otros que te sorprenden) y alguna persona más que siempre están pendiente de mi. Un apoyo emocional impagable, personas que demuestran que te quieren. Esta semana oí unas palabras de Gloria Fuertes que me hicieron pensar y que si no recuerdo mal decía textualmente "una persona que te ha dejado de querer probablemente no te quiso nunca" y creo que es así,  podía querer al que creía que eras pero no al que eras realmente. A las personas que queremos, en el sentido profundo de la palabra, las querremos siempre, de diferentes maneras, de diferentes formas, incluso cuando nos hacen daño. No, no puedo asegurar que Gloria tuviera razón pero me atrevo a añadir que aquellas que te olvidaron te quisieron aun menos.
Hoy solo puedo decir gracias, yo también os quiero.

miércoles, 19 de julio de 2017

Lo que siempre creíste ahora te lo cuestionas, las seguridades que tenias se vuelven dudosas, quien creías que te quería ahora no lo tienes tan claro y sin embargo encuentras cariño donde no esperabas encontrarlo, las cosas importantes ya no son las mismas, las urgencias de la vida dejan de ser urgentes, los sueños que se apagaban renacen, encuentras cosas que habías perdido porque las dejaste perder, cambia la visión de la vida y después de esto, de un mal trago que pasaré y del que pienso recuperarme, mi  vida será diferente. Ilusiones renovadas, hay vida por delante, hay sueños por cumplir, experiencias que vivir y personas de las que disfrutar. A las que han querido olvidarse de mi -tal vez debería hablar en singular- les deseo el mejor de los caminos pero les recuerdo que tal vez un día caminarán solas en momentos de dificultad. A mi no me dan las horas para compartir momentos con todas las personas que quieren compartirlos conmigo. No se si se puede aprender algo de eso o no, pero creo que las personas ofrecen más amor del dolor que a veces nos producen. Perdonar y seguir caminando junto con los que queremos,aunque sea de manera diferente. La vida es corta y puede serlo aún más, odiar es una pérdida de tiempo.

martes, 11 de julio de 2017

Aun sin saber lo que es, ya me han confirmado que lo que tengo es una metástasis de un cáncer que ahora hay que ponerse a buscar donde está. Sigo bien, sigo fuerte, pero, de momento, se me han quitado las ganas de seguir escribiendo en este blog. Probablemente esta sea la última entrada que escriba hasta que el tratamiento que me den empiece a dar sus frutos y vea la curación más cercana. Agradeceros a todas y todos los minutos que habéis dedicado a leer este blog que tantas alegrías me ha dado y me seguirá dando. Xarle está tocado pero no hundido y como el ave fénix resurgirá de sus cenizas.

Abrazos y besos

martes, 4 de julio de 2017

Es curioso, hacía meses que no me encontraba tan bien físicamente, hacía años que no dormía tan bien. Es curioso sabiendo que estoy enfermo. Ya falta menos para saber los resultados, al principio me parecía un mundo los días que tenían que pasar pero ya no falta nada. Aun así quiero que llegue el día y que lleguen los días del tratamiento y poder dejar atrás lo antes posible esto,  para que, con el tiempo, se convierta tan solo en un mal recuerdo. Estoy fuerte, estoy animado, se que vendrán días duros, que vendrán días complicados de llevar pero muchas personas han pasado por lo mismo y lo han resistido, yo también lo haré.
Y aquí estoy disfrutando de estos días de “vacaciones”, sin pensar demasiado, aunque hay momentos, muy pocos y muy cortos gracias a dios, en los que es inevitable. Contarlo me ayuda aunque parezca una contradicción, recibir el cariño de la gente me ayuda y la verdad es que estoy sorprendido de la de gente que se está preocupando por mi, de la de mensajes de ánimo que recibo, de la de ofrecimientos que he recibido de muchísimas personas para lo que quiera. Se me saltan las lágrimas, supongo que algo habré hecho bien para que tanta y tanta gente está detrás de mi apoyándome en estos momentos difíciles.
Y sin embargo echo de menos un mensaje, una respuesta mas bien. Supongo que cuando decidió romper, rompió con todo y lo hizo bien. La perfección siempre era su meta para todo y ciertamente, a pesar de las dificultades, en ocasiones como esta hasta lo conseguía. Aquel tiempo pasó para ella, a mi me costó, pero terminó pasando para mi también. En estos momentos duros te das cuenta, al menos en parte, de lo que significas para cada persona. Y solo he tenido esta decepción, que en realidad no es ni decepción porque no esperaba otra cosa. Se olvidó de mi, me borró de su mapa y lo hizo bien como sabía hacer estas cosas. Lástima que fuera tan perfeccionista, lástima que ni la curiosidad le mueva a leer mi blog. Lástima si, pero por otro lado así esperaba que fuera.

Y hoy me quedo con todas esas personas que me han mostrado de una manera u otra su apoyo, a todas y cada una se lo he agradecido y por mucho que lo escriba por aquí ninguna lo va a leer porque nadie sabe que existe este blog. Pero quiero dejar constancia por aquí también de lo maravillosa que es la gente que me rodea, de lo agradecido que estoy a ese montón de personas que cada uno en su medida se han mostrado a mi lado. Gracias, no tengo mas palabras, se que un agradecimiento es poco para lo que me han dado pero, como he hecho en otras ocasiones, también quiero poner el valor el hecho de dar las gracias. Puede ser una palabra solo pero cuando son sinceras implícitamente lleva muchas cosas dentro. Gracias.

jueves, 22 de junio de 2017

Cosas que pasan en la vida me tendrán ausente de este blog una temporada indefinida que espero sea corta. Durante este año ha habido varias ocasiones en que he pensado en dejar de escribir aquí y otras en las que pensaba (y sigo pensando) que lo que escribo ha perdido frescura y que si algo tenía de interesante lo había perdido también. Sin embargo ahora no es ninguna de esas cuestiones lo que me separa del blog, simplemente no tengo la cabeza como para pasarme por aquí todos los días a dedicar un ratito a esto que tanto me gustaba y, aunque menos, me sigue gustando. Sucede que no estoy con ganas, tengo un problema de salud sin diagnosticar que empezó no pareciendo nada y que espero que acabe se la misma manera. En estos momentos todas las posibilidades están abiertas, pudiera ser algo leve que no requiera tratamiento o ser algo muy serio, por el medio todo es posible. Físicamente me encuentro bien y eso siempre es buen síntoma.
En fin, espero tener buenas noticias pronto y que el tonto de Xarle empiece a escribir pronto de nuevo.
Como siempre muchas gracias a todas las personas lectoras. Volveré para que si gustáis me sigáis leyendo. Un abrazo.

miércoles, 21 de junio de 2017

He cambiado tener sueños por tener sueño todo el día. Joe que me paso todo el rato durmiendo y con estos calores ya ni te cuento. Soy como un koala, me duermo en cualquier sitio, 22 horas duermen al día los bichos, aunque he descubierto que los gatos también duermen lo suyo, entre 12 y 15 horas al día cuando son adultos. Tal vez la metáfora del gato sería mas correcta 8 horas de trabajo, ida y vuelta, mas los básicos de supervivencia como comer, cagar y el aseo me mantienen despierto como máximo 12 horas, el resto las paso durmiendo y que bien se está joder, si me pongo hasta despertador cuando hecho la siesta para no llegar tarde al curro. Siempre me han gustado los felinos, y siempre he querido parecerme a uno, son endiabladamente bonitos, elegantes, seductores pero esquivos y esos ojos preciosos que lo ven todo, a veces cariñosos a veces ariscos, lo que les apetece en cada momento. Pero lo que son las cosas de felino solo tengo el sueño, mis ojos de sapo cada vez ven menos, mi capacidad de seducción es comparable a la del ornitorrinco (si te gustan los tipos raros igual te resulto atractivo) y de bonito solo tengo una lata en aceite que me comí anoche y que si el cuerpo no ha excretado ya, no tardará en hacerlo. Pero que ostias, hay días que me miro al espejo y digo joder tío, pero mírate todo agilidad, fibroso, ese pelo que tienes tan suave, que si que soy un felino. Entonces me quito la camiseta y aparece una tolva que rietete tu de las hormigoneras. Claro, pues como los gatos castrados que tienden a engordar. Yo no estoy castrado ehhhhhhhhhhhhhhhhhhh, pero tengo exactamente el mismo número de relaciones sexuales, si entendemos por relación sexual algo implique dos o mas persona, porque si cuentan las unipersonales tengo una activa y diaria vida sexual. En fin, que estaba yo (aun con camiseta) delante del espejo admirando lo bueno que estoy y pensando en la oportunidad que se están perdiendo las mujeres y os podéis imaginar que me he puesto ahí a marcar unos bíceps que no tengo, con tan mala suerte que me ha dado un tirón en la espalda de puñetera madre. No digo yo que los felinos no se lesionen, pero seguro que no lo hacen por una tontería como esta. He pensado que era la excusa perfecta para no ir a trabajar y quedarme durmiendo pero no se yo si hubiera colado. Así que he terminado viniendo y me he puesto a escribir esto. Y voy a ir terminando que en la quinta línea ya se me estaban cerrando los ojos y voy a dar una cabeza como se hacía en los tiempos de parvulario (para los mas jóvenes educación infantil), sentado en la silla, los brazos apoyados en la mesa, y sobre los brazos la cabezaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa……. Perdón por el exceso de aes pero es que me he quedado dormido por un instante. Buenas siesta.

martes, 20 de junio de 2017

He vivido poco lo se,  tan solo lo suficiente como para saber que dentro de un glaciar puede arder el mas ardiente de los fuegos, lo suficiente para saber que hay fuegos que pueden congelarte, que muchas veces estar en los mas alto es estar lejos de todo, que estando en lo mas bajo las compañías son mejores, que los viajes tienen un comienzo pero a veces no terminan. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que no hay sueños sin manos que los construyan, que a veces se vienen abajo por mucho cariño y trabajo que le pongas, que el mar en su profundidad es muy frio pero que nunca sabes dónde encontraras una corriente cálida, que puedes parar las olas durante un tiempo pero siempre terminaran ganando, que a veces los mares que parecen mas tranquilos son los mas agitados. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que lo que hoy es blanco mañana puede ser gris, que las mismas palabras dicen cosas diferentes en diferentes personas, que las apariencias son solo eso apariencias, que lo que para uno no es nada para otro lo es todo, que detrás de unas lágrimas se encuentran diferentes sentimientos. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente como para saber que el arcoíris de la vida es tan solo un reflejo de la luz blanca, que cuatro ojos ven mas que dos porque ven diferente, que a veces sumar es restar y otras las restas multiplican, que de todos los tropiezos se puede levantar uno pero que hasta una pequeña piedra puede llegar a tirarte al suelo. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente como para saber que el verdadero dios va vestido verde, que seguimos siendo esclavos de unos pocos, que acaparar no es vivir, que tener no es vivir, que ser es lo que mas se parece a estar vivo. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que el amor duele, para desear amar y para desear no volver a amar nunca, para haberme sentido completamente feliz y tremendamente desgraciado, para saber que el pasado vuelve a veces pero normalmente es tan solo pasado, para saber que ante los mismos sentimientos actuamos de diferentes maneras. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para escribir cuatro líneas resumiendo lo que se de la vida, y de las cuatro líneas en las cuatro tengo dudas. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que no he aprendido nada y que nunca sabré lo suficiente. He vivido poco lo se, lo suficiente para saber que muchas personas han vivido mucho mas en menos años, lo suficiente también para conformarme y ser feliz con lo que tengo, para no esperar nada del futuro, para poder seguir sonriendo, para ser feliz aunque a veces me cueste.


lunes, 19 de junio de 2017

Hombre sin nombre, desconocido,  que pasea por un mundo demasiado grande, un mundo que no entiende. Perdió la fe, la perdió cuando se dio cuenta de que la bondad estaba en sus ojos no en las personas. La perdió cuando se dio cuenta de que su propio egoísmo estaba presente en todas las personas. No hay esperanza, simplemente no la hay. El mundo será así siempre. Imágenes perdidas, sentimientos encontrados, sabores desagradables que inundan la boca, nauseabundos aromas que nacen en las cloacas donde realmente se desarrolla la vida, en los culos que excretan su mierda para que la coman los demás. Siempre salvándose a si mismo, como todos. Él también hiede y cada vez es peor, pronto también él será descubierto. Mentira de vida. Y lo único verdadero también lo fue. Y la persona en la que puso la fe, estaba cubierta de la misma mierda que le cubre a él. Se duchaba, se limpiaba todos los días pero aquella mierda no sale nunca, va pegada a la piel. Él no, el solo se limpiaba de vez en cuando, la mierda es uno con su piel, se creía diferente por enseñarla pero era igual que todos, simplemente olía peor. Un hombre desconocido y maloliente y sin embargo probablemente mucho mas puro de lo que ahora es, de lo que fue y será nunca. Pureza que no existe, bondad que no existe, solo mentiras construidas sobre mentiras, sueños rotos y frustraciones. ¿Inocencia? Nadie es nunca inocente, o, al menos, no lo es del todo y dejó de serlo, dejó de serlo para siempre. Perdido de una lado para otro, esparciendo su olor, su mierda y de repente resultó atractivo. Resulto atractivo por ser lo que fue, no por ser lo que en ese momento era. Construyó la mentira que le llevó a reinar en un lugar en el que nunca había estado, ni tan siquiera quería estar. Llegó allí por despecho, se vistió con sus antiguos ropajes y reinó. Pero no hay lugar para reyes que no quieren serlo. Tocó tierra de nuevo y volvió a ser un hombre sin nombre, un desconocido que pasea por un mundo demasiado grande, por un mundo que ha empezado a entender cuando se dio cuenta que el barro a sus pies no era barro, era mierda.


viernes, 16 de junio de 2017

Tiempo para todo, para nada,
para aprender para desaprender,
para hacer, para deshacer,
para dejar pasar sin hacer nada.
Tiempo para hablar, para callar,
para recordar para olvidar,
para oír sin escuchar,
para escuchar sin oír,
para ver sin mirar,
para mirar sin ver,
para no ver, no oir,
no hablar, no escuchar.
Tiempo para seguir,
para quedarse parado,
para esperar, para correr,
para saltar, para tumbarse.
Tiempo para sentir
sin sentir nada,
tiempo para no sentir
sintiéndolo todo,
tiempo de ponerse una coraza,
tiempo de quedarse desnudo.
Tiempo de sol, tiempo de lluvia,
de cielos azules y de tormentas,
de hielo y fuego,
tiempo suave, tiempo duro.
Tiempo para sembrar
sin esperar recoger,
tiempo de recoger sin sembrar,
tiempo para no sembrar ni recoger.
Tiempo de espaldas al mar,
tiempo para todo, para nada.


jueves, 15 de junio de 2017

Desiertos que fueron mares
donde hubo vida ahora hay muerte,
donde era frio ahora es ardiente,
donde reinaba la oscuridad, una luz cegadora
la sal como único recuerdo de lo que fueron.
Allí nada yo, sin saber hacerlo,
en ocasiones en un mar completamente en calma
otras entre las olas de un mar embravecido,
buceando tranquilo, ahogándome a veces
feliz siempre en aquel mar desconocido.
Y aquí camino ahora, pronto aprendí a hacerlo,
con los pies desnudos sobre la arena abrasadora,
cegado por un sol que demasiado cálido
tranquilo a veces, desesperado siempre,
en un desierto que tampoco conozco,
ni felicidad, ni tristeza, ni nada.
Añoro el mar pero no lo busco,
odio este desierto pero no busco salida.
Desierto y mar, mar y desierto.



miércoles, 14 de junio de 2017

Recorro un desierto de arena y rocas,
abrasador por el día, gélido a la noche,
mis pies desnudos arden en la arena,
mis labios se secan, mi piel se quema,
y a la noche tiemblo, muerto de frio.
No se cómo llegué a este bello lugar,
que mata sin que apenas te des cuenta,
pero aquí estoy, deambulando sin destino,
muriendo de sed pero sin buscar oasis,
tan solo un paso, otra huella en la arena
que el tiempo no tardará en borrar.
Noches de estrellas que fueron sueños,
demasiado lejanas, imposibles ahora,
lunas llenas que siguen pasando
sin poder llegar nunca a tocarlas.
Duermo sosegado, muerte fría,
muerte dulce que no llega, aun hay vida,
amanecer con un nuevo horizonte
que siempre parece ser el mismo,
en las sombras de un amanecer nuevo.
Sin fuerzas, sentado en la arena,
sin ganas de seguir vagando perdido,
pero me levanto de nuevo, un paso,
y otro, y otro mas y luego miles
para seguir en el mismo sitio,
pero camino y eso ya es algo.




lunes, 12 de junio de 2017

Pues no se que decirte colega, no se si llego a entenderte. Yo no soy nadie, soy una creación tuya, esa parte de ti que ocultas al mundo. Viajo contigo, veo lo que ves y  siento lo que sientes pero yo no tengo vida propia. Estoy encerrado entre estos muros digitales y no puedo salir, no me dejas salir, encerrado todo el día con el único objetivo de contar historias. Ya podías liberarme y dejarme vivir en ese mundo del que hablas, creo que hay miles de historias por escribir, seguramente muchas mas de las que ya he escrito. Pero me tienes enjaulado, eso si que es una condena, es prácticamente como estar muerto. Me leen si, eso es el único atisbo de vida que tengo. ¿No te das cuenta? Tu tienes todas las oportunidades, tu puedes encaminar tu vida hacia donde desees. ¿Qué no tienes ilusiones? se nota que no aprecias nada lo que tienes, se nota que has vivido libre siempre y no sabes apreciar la vida. Si me sacaras de esta mierda de blog no pararía de probar, de experimentar cosas nuevas, de abrirme al mundo. Supongo que todos anhelamos lo que no tenemos, yo anhelo la libertad, si tu no anhelas nada posiblemente es porque lo tengas todo. No voy a llamarte egoísta porque veo que realmente es cierto que la ilusión se ha desvanecido en tu vida, pero piénsalo estas vivo, eres libre, tienes casi todo lo que se puede desear cuando entiendes que la riqueza no está en lo económico y en lugar de disfrutarlo lloras. No te engañes tío, aquello no se repetirá, ella no volverá nunca. No creas que no me duele, yo también me enamoré profundamente, yo también la echo de menos en cada momento, y lo que es peor, cada historia que escribo es peor que la anterior porque ella ya no está para inspirarme. Y recuerda que mis historias es lo único que tengo, lo único que soy. Pero eso no me para, sigo escribiendo esperando a que alguna historia tenga algún hilo del que tirar, que las palabras salgan una detrás de otra como salían antes y no este esfuerzo terrible por escribir cosas tan mediocres, por no decir horribles, y sobre todo tan cansinamente repetitivas. ¿Y sabes? Creo que es lo que debería hacer tu también, no pensar demasiado y tirar para adelante y las ilusiones y las historias vendrán solas. Ese pasado mejor, ese mundo tan maravilloso donde habitabas ya no existe y salvo milagro no volverá nunca. Puedes recordarlo si, como recordamos a las personas amadas que hemos perdido, pero la vida sigue amigo y hay que seguir caminado. Y en tu camino no hay nada escrito, nadie sabe lo que te encontrarás después de la siguiente curva. Nadie sabe si ese camino que ahora te parece tan recto no tendrá algún desvío que ahora eres incapaz ni de contemplar ni de prever. Si sigues sentado donde estás es posible que algo o alguien cruce por delante de ti y te llene de ilusión pero eso es mucho mas probable que suceda si sigues caminado, si sigues avanzando. Sácame de aquí y te demostraré lo que es caminar. No olvides el pasado nunca pero piensa que lo único que existe es el presente y el futuro es tan solo un catálogo de lo que puede existir pero del que no tenemos absolutamente ninguna certeza. Puedes contemplar el futuro con esperanza o desesperación pero nunca sabes lo que te traerá, aunque eso que te traiga probablemente tenga que ver y mucho con como lo quieras ver. Al fin y al cabo. Muchas veces incluso sin saberlo o dando muchos rodeos, nos encaminamos hacia el futuro que contemplamos.

viernes, 9 de junio de 2017

¿Sabes tío? Hoy me levanté muy cansado, me dolía todo el cuerpo. Me sentí viejo, me costó un mundo levantarme de la cama, no he hablado con nadie esta mañana, tan solo los saludos protocolarios. ¿Ya vamos teniendo cierta edad no? que no se nos nota mucho por fuera pero ¡joder por dentro como va pesando! No se Xarle, creo que la crisis de los cuarenta me está llegando con un poco de retraso.  Aunque haya suerte y la salud me respete ya he consumido media vida y la he vivido bien creo.  Claro que cambiaría cosas, muchas cosas, algunos errores siempre los llevaré marcados, algunos a fuego hasta el día en que me muera. Pero no es el pasado lo que me preocupa, es el futuro lo que creo que me afecta. Pocas o ninguna ilusión tengo ya tío. Que si, que hay cosas pero siento como si el tiempo de las grandes ilusiones se estuviera acabando. Tu lo sabes Xarle, la gran ilusión de mi vida la viví hace no demasiado. Pero se acabó, yo no quería, pero se acabó, si hubiera hecho falta hubiera vivido toda mi vida así aunque reconozco que no era bueno para nadie. Muchos momentos de felicidad pero también de dolor, pero joder, ahora no siento nada. Una especie de purgatorio en que no hay ni felicidad, ni tristeza. Una mierda tío, de verdad te lo digo. No creas que no veo la comodidad, la tranquilidad, el sosiego pero tal vez haya nacido para vivir emociones, esta vida me aburre soberanamente. Xarle, tú escribes lo que yo veo, lo que yo siento y sabes que lo que escribes está cada vez mas vacío, es menos interesantes, recuperas historias que ya han sido contadas demasiadas veces. Creo que tú podrás entenderme porque me conoces en profundidad.  Pero ya no tengo ilusión por darte nada que escribir aunque quiero que escribas cada día, pero si Xarle, si, yo también veo que cada día te lee menos gente. Y es normal, malo o bueno, lo que escribías antes estaba lleno de emociones ahora está prácticamente vacío. Y esa es la historia, esa es la pregunta ¿serán así el resto de años de mi vida?.  No se tío, ¿tú me entiendes verdad Xarle?


jueves, 8 de junio de 2017

Un poquito hasta los huevos de todo,
de ver que el mundo solo gira
cuando lo empujas hacia donde quieres,
que ni un poquito de suerte te sonríe,
el trabajo que cuesta conseguir algo  tan tonto.
Paciencia dicen. ¿Paciencia para qué?
¿para ver como alguien se despereza
y le da por hacer eso que tiene que hacer?
Hasta los huevos de verdad.
Todos quejándose y nadie hace nada,
pues ya está bien, yo también me quejo,
yo no soy responsable, no el único,
yo hice lo que tenía que hacer y mas,
llegue mas lejos de lo que me tocaba
para mirar hacia atrás y no ver a nadie.
Ya está bien de pérdidas, de dolor,
que les den por el culo a todos,
hoy al salir de aquí me tumbaré en mi sofá
para tocarme los huevos y no pensar en nada.
Que el mañana traiga lo que quiera,
yo ya hice lo mío y mas, tengo la conciencia tranquila,
lo que salga mal será mas por culpa de otros.
Joder que inconscientes, casi imbéciles diría,
quieren que se arregle su puto mundo sin mover un dedo.
Pues bien esta manos ya están muy llenas de mierda
y se han cansado, lo mío está resuelto,
que resuelva lo suyo el que quiera.
Joder que pena, que tristeza, mañana será diferente
pero hoy que les den por culo a todos.


miércoles, 7 de junio de 2017

Hundido en las profundidades,
en un lecho de arena y roca,
donde solo algunos peces
pueden contemplar su belleza
yace para siempre un barco.
Poco tiempo surco los mares,
muchas olas le pasaron por encima,
golpeando su casco, su cubierta,
no hubo marejada ni mar de fondo
que pudiera con él,
un único destino en su popa
y sin embargo un rumbo incierto.
Cada golpe de mar era una herida,
que escocía con la sal del agua,
pronto su casco fue una llaga,
que el mismo mar curaba
con los besos que le daba cada día.
Días tranquilos de paz y calma,
el mar como un plato,
sol, calor y luz, el lugar mas bello,
pocos fueron,  no los cambiaría por nada.
Nada podía hundirlo, nada,
feliz, orgulloso y sonriente
a pesar de la carga que llevaba.
Pero se hundió, se hundió
porque el mar dejó de sustentarlo,
porque las aguas se hicieron aire
y le dejaron caer al suelo,
duro golpe, mas dura fue la caída
pensando que esa aguas
volverían a impulsarlo hacia arriba,
deseando cada día que fuera diferente,
poco a poco cayó hasta llegar al fondo.
De él solo queda el esqueleto,
rememorando lo que fue y lo que no,
oxidado, comido por las aguas y el tiempo,
solitario en el fondo de un mar
demasiado  frio, demasiado profundo,
sabiendo que jamás volverá a flotar,
sabiendo que del barco solo es recuerdo,
pero soñando siempre
que su quilla vuelve a surcar el mar,
que el aire, el sol y la lluvia vuelven a acariciarlo,
que cada vez está mas cerca del destino.
Triste soñador que no sabe
que su único destinos es la muerte.



martes, 6 de junio de 2017

Gotas de lluvia fina  en mi rostro,
vida golpeando mi cara,
senderos recorridos,
caminos marcados,
siempre los mismos,
uniendo los mismo lugares,
seguridad, sin miedo,
pero también sin emoción.
Tormentas que no llegan,
años sin nieves, días sin frio,
comodidad y aburrimiento,
felicidad pero contenida.
Detrás un pasado mejor,
un pasado mas duro,
mas feliz y mas triste,
delante solo un futuro,
un futuro al que llegar
aunque no tenga sentido.
Calor que no se siente,
soles que amanecen calmados,
sin sofocos, sin sudor,
sonrisas sin amaneceres,
sin tardes cayendo,
sin noches de estrellas.
Otro día, simplemente otro.




lunes, 5 de junio de 2017

CCPR- Hoper XXXVIII: Felicidad

Fueron días felices, días de ilusión, días en los que pensaba que había encontrado mi sitio, mi lugar en este universo, mi particular paraíso. Supongo que no era difícil pensar así teniendo en cuenta mi pasado en las minas de metsal, allá en el planeta prisión donde cada día se vivía cerca de la muerte y en ocasiones incluso parecía la mejor de las opciones. El planeta prisión formaba parte de mi pasado cercano, la infancia y adolescencia que viví en la tierra quedaba demasiado lejos y cuando pensaba en ambas cosas parecía que esos recuerdos eran de otra persona, que yo no los había vivido. Mi vida estaba en Driro, mi vida era Ny Verden, lo demás eran simplemente recuerdos. Pero no era cierto, las experiencias que acumulamos en la vida siempre habitarán en nosotros y en gran medida somos lo que hemos vivido.
Ya no era un adolescente, ya no era un preso, ya no era un proscrito, un hombre libre y feliz que trabajaba en la construcción de un nuevo mundo. Un mundo en el que todas las personas querían colaborar en desarrollar, lleno de personas buenas y amables, lleno de objetivos que día tras día se iban cumpliendo. Trabajaba en la estiba si pero en cuanto podía ayudaba en cualquier tarea que me propusieran. De toda mi experiencia en Driro lo peor era mi trabajo porque sentía que no contribuía en demasía al desarrollo del nuevo planeta pero, como todas las personas en Driro estaba dentro de un sistema, y en ese sistema cada trabajo era imprescindible. Tendemos a pensar que hay ocupaciones mas importantes que otra y la manera de vivir en la tierra así lo hace creer, los puestos mas importantes están mas remunerados, pero lo cierto es que lo único que los diferencia es la formación que se requiere para ingresar en ellos y las consecuencias que tienen las equivocaciones pero cada puesto, cada persona, hace una tarea que es necesaria y relevante para el sistema. Allí, en Driro, no había salario como tal, cada persona tenía mucho mas que lo básico para vivir, cada persona podía disfrutar de igual manera de su tiempo libre. Los puestos de trabajo con mas presión trabajaban menos horas, las responsabilidades se compartían entre mas gente y cada persona era responsable de su propio trabajo. Probablemente seleccionaron a personas poco codiciosas o simplemente las codiciosas jamás hubieran ido allí porque nada había que codiciar. Solo los que allí vivíamos sabíamos que la felicidad es una retribución que no tiene precio.

Pero llegaron también días malos, días de dudas, de disgustos, días en el que mi mundo, mi Nay Verden, parecía venirse abajo. Sobreviví igual que sobreviví en el planeta prisión pero aquellos días terminando cambiándome para siempre.


jueves, 1 de junio de 2017

CCPR- Hoper XXXVII: Cambio de sueños

Todo parecía normal en aquella colonia, jamás había estado en ninguna ni tampoco tenía demasiadas referencias pero todo lo que veía me parecía normal. La gente tenía sus trabajos, fundamentalmente relacionados con la terraformación pero también con todos los servicios auxiliares necesarios para mantener viva la colonia. Cuando no estaban trabajando la gente disfrutaba de su tiempo libre en los diferentes espacios destinados para el ocio. Era muy agradable poder sentarse en cualquier sitio y conversar con cualquiera, todo el mundo parecía ser amable en Driro. Como habitante nuevo que era preguntaba a unos y a otras sobre la vida allí, sobre lo que le había llevado allí y cuando lo estimaba prudentemente oportuno preguntaba sobre aquel polo que no se podía contemplar desde el puerto orbital. Las respuestas eran siempre parecidas, la vida era muy agradable, diversas historias, la mayoría de ellas tristes, de que nada les ligaba con la tierra y que en aquel polo no había nada, simplemente kilómetros y kilómetros de aquel hongo gris. Nunca pregunté sobre el metsal, pero estaba seguro que aquel polo escondía el secreto de la necesidad de tanto metsal.
Al anochecer del segundo día de los tres que tenía libres coincidí con una mujer en uno de los preciosos parques botánicos de la colonia. Sería mas o menos de mi edad, mas bien pequeña si tomaba como referencia mi propia altura, melena castaño claro y ojos del mismo color que perdían su mirada en el infinito, mas allá de los árboles jóvenes que tenía delante. A diferencia de cualquiera de los otros habitantes ni mi saludo y sentándome a su lado la saqué de su ensimismamiento con un simple hola. Su sonrisa lo iluminó todo, la colonia, el mundo, el universo cambió en un segundo para mi. No tuve con ella la habitual conversación indagativa, nos limitamos a hablar y hablar sobre montones de cosas y sobre todo a reírnos. Era esquiva pero amable, desconfiada pero inocente. Me vino a la cabeza Reng, me recordaba a ella en algunas cosas pero aquella mujer de nombre Varhost era única, especial, el ser mas maravilloso que había visto nunca. Tarde en volver a verla y el destino quiso que no estuviera mucho a su lado pero a día de hoy es lo mas maravilloso que me ha pasado, lo mas maravilloso que me pasará nunca.

La incorporación a mi trabajo fue de lo mas normal. Mi trabajo en la estiba era bastante solitario colgando siempre de una grúa pero los agradables momentos de descanso me permitieron conocer personas increíbles con las que ir trabando una amistad. Desde el primer día me acogieron bien y me invitaron a las actividades que hacían después del trabajo, hombres y mujeres buenas como extrañamente eran todas y todos en Driro. En Driro nadie llamaba así al planeta, todos se referían a él como Ny Verden. Había encontrado mi lugar, era feliz y hasta empecé a olvidar el metsal y el polo. Mi sueño ya no era cambiar el mundo, no era evitar una guerra –si es que tal cosa no era producto de mi imaginación-, mi sueño era vivir allí, mi sueño era volver a encontrarme con Varhost.

miércoles, 31 de mayo de 2017

CCPR- Hoper XXXVI: Driro

Las instalaciones de Ny Verden se encontraban prácticamente en lo que podría decirse que era el centro de la colonia, fueron los primeros en trasladarse y alrededor de ellos fue creciendo la colonia. Driro era un planetaba viable, tenía una atmosfera con una concentración de oxigeno un poco mas baja que la de la tierra lo que obligaba a sobrealimentar de oxigeno los periodos de sueño que habían de realizar en cabinas especialmente habilitadas, por lo demás no había ningún otro problema para la vida salvo la falta de alimento. Era un planeta que visto desde fuera podía parecer una extensión de tierra gris pero que en realidad estaba cubierto por completo de una especie de hongo de ese color que era el responsable de que el planeta contará con esa atmosfera respirable. La tierra que había debajo era cultivable y en ello se afanaban los habitantes de la colonia. Terraformar, crear él ambiente adecuado para hacer completamente posible la vida humana en ella. Se pensaba que una vez finalizados todos los trabajo incluso hasta la atmosfera sería completamente respirable sin ayudas extras.
La oficinas de Ny Verden estaban constituidas, al igual que toda la colonia, por módulos prefabricados traídos desde la tierra, por dentro nada los diferenciaba de cualquier edificio de oficinas. La empleada que me atendió fue muy amable conmigo, me asigno un modulo de vivienda y me dio un plazo de tres días de adaptación al planeta antes de presentarme allí de nuevo para la asignación del trabajo. Supongo que mi escasa experiencia con las mujeres influyó pero sus ojos y su sonrisa me cautivaron.

En aquellos tres días libres pude recorrer la parte central de la colonia. Los habitantes eran mayoritariamente jóvenes, la colonia apenas llevaba unos años allí. Por lo general parecía que las personas que allí estábamos teníamos pocos vínculos con la tierra y los que los tenían parecían estar huyendo de ellos. Era un nuevo mundo para iniciar una nueva vida. Pero había algo mas, algo en común que no lograba identificar pero que parecía que unía de una manera a todos los habitantes. Puede que no fuera así pero la intuición me decía que todas las personas que allí estábamos creíamos en otra forma de vida, en otro tipo de mundo, de universo. Mas tarde supe que aquella intuición era cierta, Ny Verden no solo estaba en el centro de la colonia, si no que era el mismísimo centro entorno al cual todo giraba, todo lo que había en Driro estaba relacionado con Ny Verden y todas las personas que allí estábamos habíamos sido seleccionados por ellos y aunque muchos aun no lo sabíamos aquella selección había tenido mas que ver con nuestros sueños que con nuestras capacidades.


martes, 30 de mayo de 2017

Voy a intentar continuar con la historia de Hopper que la dejé a medias. Casi ni me acordaba de los detelles y he tenido que hacer un pequeño repaso y tendré que volver a leerla para poder continuar pero me parece que es un buen momento para continuarla. No tengo demasiado tiempo pero por lo menos romperé con está época que me está resultando tan repetitiva. Así que tal vez salgan capítulos mas cortos pero creo que Hoper se merece seguir su camino hacia Ny Verden, hacia su nuevo mundo.


CCPR- Hoper XXXV: Desembarco
Las estrellas de Próxima Centauri centelleaban en sus ojos, se acercaban a Driro. La estación espacial en nada se diferenciaba de la de la tierra pero las vistas eran diferentes. Un planeta gris con pequeños brotes verdes y azules en los lugares en los que había comenzado la terraformación. Driro era uno de los cientos de planetas, que no siendo habitables, eran viables en el universo. Su proximidad a la tierra le daba importancia estratégica pero lo que realmente hacía importante era la concentración de agujeros de gusano que había a su alrededor, desde allí se podía saltar a casi cualquier parte del universo.
Hopper se quedó mirando abobado el planeta mientras la estación orbitaba a su alrededor ofreciéndole una visión completa del planeta. La mayoría de los trabajos de terraformación se concentraban en una zona de apenas unos pocos miles de kilómetros cuadros. Dispersados por el resto del planeta se veían otras señas de colonización humana pequeñas y escasas. Después de la tercera vuelta casi tenía un mapa en su cabeza, a la cuarta se dio cuenta de que uno de los polos del planeta nunca era visible y dejaba incompleto ese mapa. Curioso accedió a los archivos en su vid y comprobó cada uno de los espacios habitados con lo que se recogía en él vid. En aquel polo se suponía que no había nada, pero Hopper era al menos tan curioso como Putnik y en cuanto pudiera visitaría esa zona del planeta si es que tal cosa era posible.

Con Putnik enjaulado sobre sus piernas se sentó en un viejo transbordador espacial que les llevaría hasta la superficie del planeta. Hopper sacaba premios de su bolsillo y se los daba a la boca a Putnik a través de la rejas de la jaula. Abriendo una pequeña compuerta que esta tenía en la parte superior metió su mano para acariciarle el cuello, Putnik ronroneo de inmediato y buscaba con su lengua la mano para lamerle. Cuando el transbordador toco tierra ambos estaban dormidos.


lunes, 29 de mayo de 2017

Minas profundas donde encontrar la muerte,
altos hornos donde el calor quema la vida
hierro forjado con el carbón mas negro,
riqueza para unos pocos miseria para la mayoría
herencia que no debemos olvidar nunca.
Sangre de hierro corriendo por nuestras venas,
corazones que se han vuelto talco,
vergüenza de no ser lo que fuimos
de no honrar lo que con su sudor nos regalaron.
Industrias caídas igual que caen los humanos,
barcos que dejaron de zarpar y que nadie recuerda,
paseo por al lado de una ría de titanio
sombras eléctricas de edificios bellos y esbeltos,
pero mas allá, un poco mas adelante,
ruinas, y mas ruinas y grúas que cayeron en desuso,
unos pocos cargaderos siguen funcionando.
Una nueva realidad construida sobre ruinas,
edificios muertos largamente abandonados,
pasado y futuro, si es que hay futuro,
para los que cayeron en el lado equivocado.
Metáfora siniestra de lo que somos ahora,
lo fuimos también pero estábamos únidos,
obnubilados como estamos por el brillo del titanio,
cegados por el cristal que refleja un solo que no es nuestro,
comprados con lo que tenemos,
atemorizados con el miedo a que nos lo quiten.
Individualistas, separados y así perderemos,
una lucha que ni somos conscientes de estar luchando,
así lo quieren, así nos quieren, esclavos.
Pero somos hierro, no lo olvidéis, que no lo olviden,
hasta el hierro oxidado brilla cuando vuelves a pulirlo.



viernes, 26 de mayo de 2017

¿Y si fuera esa oportunidad perdida?
¿Y si fuera lo mejor que te ha pasado?
¿Y si fuera quién podía construir tus sueños?
Hoy me siento bien, me siento fuerte,
creo que perdiste tu más que yo
aunque yo sienta que lo perdí todo.
Hoy el espejo me habla en positivo,
de una madurez muy bien llevada,
me habla de mis muchos defectos
pero sobre todo de mis virtudes,
me habla de ternura, de sonrisas,
de compresión, de inocencia, de optimismo.
Y me siento bien, me siento fuerte,
y creo que perdiste tu más
aunque yo sepa que lo perdí todo.
Se que no hay futuro entre nosotros
que la vida no da segundas oportunidades
pero hoy me siento bien
y tu gris no nublara mi día hoy
siempre te echaré de menos, siempre,
tal vez tu no lo hagas y debieras hacerlo,
podría construir tus sueños,
difícil será que te pase algo mejor,
hoy me siento bien, me siento fuerte,
y se que soy esa oportunidad perdida.





jueves, 25 de mayo de 2017

Un felino de movimientos elegantes,
de mirada curiosa y desconfianza,
que está contigo cuando quiere,
que si no estás con ella se enfada,
que cuando te da cariño te deshace,
que cuando es se olvida de ti te duele.
Que quieres que esté siempre a tu lado,
pero manda ella, ella manda,
te quiere pero es independiente,
nunca demasiado lejos,
pocas veces lo suficientemente cerca
para que sientas el calor de su cuerpo
y tus manos puedan acariciarla
aunque tu quieras tenerla siempre.
Esquiva y cariñosa, dura y a la vez desprotegida,
te necesita y tu la necesitas a ella,
pero jamás lo reconocerá,
jamás mostrará debilidad,
jamás te dará nada que no quiera darte,
desconfiada y curiosa siempre,
esa curiosidad que a veces la pone en peligro.
Te observará, mirará tus movimientos,
caminara a tu lado cuando le apetezca
y cuando no quiera caminara sola.
Te amará así, esquiva siempre, siempre tierna,
Si la haces daño clamará venganza
y sus uñas y sus dientes dejan heridas
de las que no te curaras nunca.
Bella, muy bella, como lo son todos los felinos.
Si la conoces no podrás evitar amarla
pero ella nunca te dirá nada
tan solo podrás soñar con que te ama.





miércoles, 24 de mayo de 2017

Colgando de una encina centenaria
con un trisquel tatuado en su corteza,
dejó el alma un atrapador de sueños
y a diario miraba entre sus plumas,
con la ilusión de un niño,
para comprobar si estaba lo que buscaba,
como si los sueños llegaran solos,
como si los milagros existieran,
como si aquella encina fuera su meta.
Y tal vez lo fuera, tal vez su deseo
fuera vivir pendiente de esa encina,
donde habitaba la magia ancestral,
donde presente, pasado y futuro
caminaban unidos sin moverse,
donde había algo de lo que fue,
algo de lo que no era pero lo recordaba,
algo de lo que podría ser.
Un lugar de tranquilidad sin riesgos
donde desear lo que se perdió
donde vivir en la indefinición,
sin arriesgar un futuro que no llegara.
Confiando en ese poder para la transformación,
de lo que fue, de lo que es,
de lo que no quería que fuera,
confiando en que solo con desearlo
se obrara la magia, el milagro, llegara la meta.
Y allí sentada murió el alma,
Inmóvil, adormecida, apagándose a poquitos
esperando a encontrar su sueño atrapado,
olvidándose de que lo sueños nunca llegan solos,
de que hay que salir a buscarlos y luchar por ellos,
y aun con todo tal vez nunca los alcances.
Pero el alma solo tenía ojos
para el sueño que encontraron,
una excepción en el mundo
que hizo cambiar su historia.


martes, 23 de mayo de 2017

Lobas y lobos solitarios,
aullando su dolor a la luna llena,
moviéndose en la oscuridad,
entre las sombras,
escondidos, sigilosos
en un bosque de árboles mudos.
Buscando saciar su sed,
devorando corazones
para alimentar el suyo,
desgarrándolos a dentelladas
como si con eso pudieran
curar sus propias heridas.
Una presa y otra mas
para seguir hambrientos
sin encontrar el alimento
para llenar ese vacío que sienten.
La noche es su vida,
el día su sueño,
pero nunca descansan relajados,
dejaron de hacerlo
el día que perdieron la inocencia.
Y atacan con fiereza,
muerden, desgarran,
sin importarles destruir vidas
simplemente para dejarlas tiradas
entre unas zarzas de pinchos afilados
que se clavarán en su cuerpo para siempre.
En un momento de lucidez
se arrepienten al ver el mal que hacen,
al ver el dolor que infringen
para nada, sin que signifique nada,
pero a la noche siguiente
vuelven a salir de caza.
Lobos y lobas hambrientos,
corazones vacíos y rotos,
sus ojos lloran, se odian a si mismos,
mientras su dientes afilados
siguen mordiendo, desgarrando.


viernes, 19 de mayo de 2017

Días que fueron sonrisas,
días de magia, de encantamientos,
la primavera nació mas bella que nunca.
Y nació en esa sonrisa,
que tantas veces me regalaste luego
que guardo como mi mayor tesoro,
algo efímero, fugaz, algo eterno
para conservarlo siempre en el recuerdo.
Días que fueron de emociones intensas,
millones de mariposas revoloteando
adornando cada día con todos sus colores,
y así fueron para mi todos los días
aunque esos colores cada vez fueron mas grises.
Días que fueron  cada vez mas horas,
que nos llevaron  cada vez mas cerca,
cada vez mas cierto, cada vez mas necesario.
Días que fueron inocencia,
nos buscamos y nos terminamos encontrando
tan solo un instante, un día de calor
sol y nubes en el cielo,
vaticinio de un futuro que no supimos ver.
Y otro día esperándome bajo la tormenta
para cobijarme en tu paraguas,
tan cerca estábamos que podíamos rozarnos,
escondidos, tomando un café
en un bar donde ni las almas perdidas
nunca jamás soñarían en encontrarse.
Fueron días sin reloj, ni calendario,
las horas morían para que naciera la vida,
el tiempo pasaba a la vez lento y raudo,
y sentados en aquel banco
rodeados del gris y el sonido del tráfico
estuve a punto de besarte
y fueron noches de crema de chocolate
tan dulce que no podía apartarla de mis labios,
y días de abrazos, de unir a escondidas nuestras manos,
de apoyar mi cabeza en tus muslos
para mirarte a los ojos, para mirar tu sonrisa,
esa sonrisa donde nació los días que fueron.
Días que fueron de sonrisas
de felicidad completa,
de sueños,
de vida.


jueves, 18 de mayo de 2017

Pierde el color con el paso de la vida,
envejecido y cubierto de polvo,
la sábana con la que lo cubrí
lo mantuvo intacto durante un tiempo
pero largos son los días
largos también son los años,
frio y lluvia, sol y calor,
se van comiendo la piel que lo adornaba.
Y aparece ahora desnudo y roto,
nostalgicamente bello,
pero menos bello de lo que fue,
de lo que era, de lo que pudo seguir siendo.
Y lo contemplo todos los días,
como lo llevo contemplando
desde aquel doloroso verano,
perdiendo su brillo
sin que fuera capaz de pervivirlo.
Como cuando cada día te miras al espejo
y nada cambia, sigues siendo el mismo,
pero una foto de momentos mas dulces
te hace darte cuenta de que estás equivocado,
mas arrugas en la piel, mas heridas, mas viejo.
Y envejecido está aunque lo cuido
pero hay cosas que no mueren
hasta que lo hacemos nosotros mismos
y cada mañana me levanto soñando
que tal vez algún día le volvamos a dar brillo,
cuatro manos para restaurarlo, para pintarlo,
y con la madurez que dan  los años
sea tal vez menos puro pero mas bello.


miércoles, 17 de mayo de 2017

Te lo entregué casi todo, ¡joder! sabes que lo hice,
no estoy seguro pero creo que te lo habría entregado todo.
Cuantas mas puertas abría mas portazos recibía,
y lo seguía intentando y pidiéndote perdón por intentarlo.
Podría haberte mandado mil veces a la mierda,
sabes que te lo merecías, tal vez era lo que querías,
pero no entendías todo lo que te quería.
Por momentos me hiciste sentir que no valía nada,
que no era nadie, que no era nada,
quería entenderte, creía hacerlo, pero me dolía,
mil veces vendí mi orgullo por mantenerte a mi lado,
el precio merecía la pena, la sigue mereciendo.
Pero hoy tengo ganas de gritar que fuiste una cabrona,
quiero gritar que no supiste devolverme
ni una parte de ese amor que a diario te entregaba,
y sin embargo te entiendo, entiendo tus razones.
Puto frio que hay en tu interior, congela lo que tocas,
demasiado cerebral para intentar ser feliz,
para apreciar lo que valían cada uno de mis gestos.
Miedo, terror a arriesgarte y perder lo que nunca has tenido.
No se, sigo pensando que me querías, quiero pensarlo,
por eso me duele tanto pero puedo vivir sin ti,
lo tengo casi todo y a veces pienso que tu no tienes nada.
Me muero de pena cada vez que pienso
como se escapa esa vida entre tus dedos,
tu manía persecutoria nunca te permitirá ser feliz,
siempre veras amenazas y no oportunidades.
No se, no se porque me sale todo esto,
creo que siento la necesidad de decir que te quería a pesar de todo,
a pesar del dolor que sentía cada vez que me despreciabas,
cada vez que sentía que solo era un entretenimiento para ti.
Y si, te lo dije alguna vez, y en tus enfados veía
amor pero también que te perdía.
Ostias, me negaste una despedida, una palabra,
¿dónde cojones vas a encontrar a alguien que te quiera mas?
¿dónde cojones vas a encontrar alguien te pueda hacer mas feliz?
¿dónde cojones vas a encontrar una persona mejor que yo?
Si me querías fuiste una cobarde, si no lo hacías una hija de puta.
Y ese es el papel que llevas en la vida,
tal vez la gente te odie porque no dejas de dar razones para ello,
tal vez esa manía persecutoria no sea una manía,
tal vez realmente te suceda porque te lo ganes,
no todos somos capaces de mirar en tu interior
para intentar entenderte, poco gente será capaz de amarte.
Muchos desearan tu cuerpo, tu carne, tu sexo,
¿pero quién coño va a ser capaz de amar
ese monstruo negro que llevas en el interior?
Solo unos pocos, solo los que con nuestra mirada
vamos mas allá, los que buscamos que es lo que defiendes
con tanta fiereza, con tanto ahínco, con tanta virulencia.
Y lo vi. Lo vi y te amé. Lo vi y te seguiré amando.
Tal vez hoy me odies mas, tal vez ya me hayas olvidado,
siento decírtelo preciosa que yo te seguiré amando
y el mayor mal que te deseo es que no me hayas olvidado,
que en el fondo de tu corazón me sigas amando
y que sepas, que recuerdes cada día, que yo te sigo amando.