martes, 9 de enero de 2018

Se acercan días importantes, otro scaner para saber cómo he evolucionado, una consulta para darme los resultados y decirme si ya puedo pasar por quirófano y si puedo será pronto, muy pronto. Tengo miedo de que las cosas no vayan tan bien como han ido hasta ahora, tengo algún motivo para creerlo. Necesito salir de dudas y lo haré pronto. Confío en poder pasar por quirófano y dar otro paso más. Me encuentro fuerte físicamente, la cabeza la tengo en su sitio pero sería un golpe duro que no me pudieran operar. Supongo que no habrá problemas pero la duda se hace más grande según se acerca el día. Sin embargo el miedo a la operación casi ha desaparecido, volverá cuando la fecha sea inminente, supongo que la noche anterior men costará dormir. A pesar de las dudas doy por hecho que si, que esta vez sí, que me.podran operar y dar otro paso más. Camino largo pero he de confesar que de momento salvo algún día en concreto tampoco ha sido tan duro. No ha sido un camino de rosas, claro que no pero hoy en día no toda la quimio es igual, no siempre es tan duro y si consigues mantener la cabeza fría se puede disfrutar de muchos momentos. Y eso es la vida, disfrutar de momentos. Para todos, para los que estamos gravemente enfermos y para los que están sanos, para los que pasan por otro tipo de penurias y para los que no, aunque en esta vida es imposible que todo sea perfecto. El dolor es inherente a la vida y no sabemos cuándo nos va a tocar, y no sabemos cuánto nos va a durar la vida. Aprovechar los momentos, buscarlos, intentar ser felices cada día a pesar de las adversidades que estemos pensando, se puede llorar para sacar el dolor que tenemos dentro pero si te quedas en casa llorando todo el día te pierdes la vida y la felicidad que puede traerte.
Y así estoy, intentandolo disfrutar de esa vida aunque reconozco que estos días de incertidumbre son un poco más difíciles de llevar. Pero he tenido y estoy seguro que tendré una vida lo suficientemente amable como para seguir disfrutandola y miro hacia atrás y solo siento una frustración, un dolor al que no puedo poner ningún remedio pero eso también forma parte de la vida y quién sabe, tal vez la vida me de la oportunidad de resolver también esa frustración. Bueno resolverla sé que no pero al menos minorarla un poco. Y nada, que me despido por otra temporada, espero que la próxima vez que escriba haya pasado ya por el quirófano.

Gracias a las personas que seguís entrando aquí de vez en cuando.

martes, 26 de diciembre de 2017

Aprendí a amar demasiado tarde,
cuando tu amor ya se había extinguido,
cuándo conseguí quemarlo con mi llama,
intensa, fuerte, descontrolada.
No era mi primera vez, ya había amado,
había amado pero sin ser correspondido,
me habían amado, me amaban,
pero era yo el que no correspondía.
Y no sabía, no supe amar cuando todos los astros se alinearon.
Fracasé y lo perdí todo,
el fracaso es siempre un gran maestro,
y tal vez ahora sepa amar mejor,
tal vez pudiera hacerlo ahora casi perfecto,
pero ahora que sé amar no quiero.
Tanto dolor me llevo,
tanto dolor me acompaña que no puedo.
Jamás podré amar a nadie más
porque es a ti a quien quiero,
pero el amor en ti de fue
y al irse se convirtió en maestro.
Una enseñanza que noe servirá de nada
salvo que se dé el milagro de que vuelvas de nuevo,
y no lo harás porque para tí,
aunque yo, e incluso tú llegarás a pensarlo,
yo no era nada.
En un corazón negro y vacío no hay sitio para nada.
Tu lo sabes, lo sigues sientiendo,
yo podría haberlo cambiado,
pero tuviste miedo.
Fuiste mi única maestra y jamás me perdonaste nada,
demasiado dura con quién no sabía nada.
He aprendido del fracaso,
he aprendido para nada.

viernes, 22 de diciembre de 2017

Siempre envuelta de un halo etéreo y sedoso, siempre intentando ocultar lo que eras, lo que eres, lo que serás. Siempre intentado cubrir de forma hermosa tus complejos sin darte cuenta que era al desnudo donde habitaba tu auténtica belleza. Siempre intentando protegerte del mundo, del dolor, de las personas sin darte cuenta que ese halo te hacía más vulnerable, más permeable. Una coraza que te aprisionaba, que coartaba tu libertad sin darte cuenta, que solo siendo libre podías ser feliz. Demasiados miedos, demasiados complejos para enfrentarte a un mundo complicado, donde todo te parecía amenazante. Y mientras tanto la vida se derramaba en un manantial envenenado donde cada sorbo era dolor y tristeza.
Y te encontré, atemoriza como siempre, pero queriendo salir a otro mundo. Odiosa cuando me acercaba pero supe intuir tu miedo, supe intuir tu belleza, supe intuir que debajo de aquella coraza de seda se encontraba el ser más hermoso del mundo. Y con sonrisas dulces y manos suaves me fui ganando tu confianza y poco a poco me permitiste despojarte de esos velos. Casi llegué a verte desnuda, tan hermosa eras que quedé deslumbrado. No, mis ojos no estaban preparados para contemplar tanta belleza, la más pura y auténtica de las bellezas. Y cegado por tu luz te quise seguir desnudando, impaciente, precipitado y mis manos se volvieron torpes y mis sonrisas tristes.
Y volvieron tus miedos, volviste a cubrirte con tus velos, y huiste de mi para siempre aún más cubierta de seda que el día que nos encontramos.
Maldigo cada día mi impaciencia, me maldigo por haberte hecho aún más daño, me maldigo porque me temblarán la sonrisa, la voz y las manos. Me maldigo por haber tenido miedo a perderte porque el miedo alimienta el miedo y el mío alimentó el tuyo.
Hoy ya no tengo miedo, hoy ya no me tiemblan las manos ni la voz pero mi sonrisa será ya de por siempre triste porque nunca podré volver a contemplar la auténtica belleza ni tan siquiera cubierta por miles de capas de velos.

miércoles, 20 de diciembre de 2017

Gabonetako gutuna 2017

Los que me seguís desde hace un tiempo seguro que me habéis oído hablar en otras ocasiones de que soy ateo, de como el cristianismo se apoderó de la fiesta del solsticio de invierno, que se celebraba en muchas culturas con anterioridad, y poniendo precisamente en ella el nacimiento de Jesús cuando parece estar demostrado que no fue precisamente en estas fechas. Pero no voy a repertirme, pero si quiero recordar que en esta fiesta del solsticio de invierno se celebra una momento de cambio y como momento de cambio es un buen momento para quemar lo viejo y renacer a lo nuevo.
Mi deseo para este año va a ser un poco egoísta, muy egoísta en realidad -como todos los deseos que se piden para uno mismo-, este año solo puedo desear que el 2018 me traiga salud. Confieso que no es el deseo que me salga del corazón desearía otras cosas (también egoístas) porque en el fondo mis anhelos siguen siendo los mismos pero para que lleguen, si es que pueden llegar en algún momento, hay que ser pragmático. Si quiero que lleguen tengo que estar cuando menos vivo y para poder disfrutarlos plenamente pues mejor con una salud mas o menos decente y no está espada de Damocles que pende en estos momentos sobre mi cabeza. Si, sigo disfrutando de los momentos pero reconozco que no es lo mismo.
Y ese deseo de salud lo hago extensivo para todo el mundo, especialmente para las personas que conozco, aunque se que es imposible y que la muerte nos acecha a todos.
Creo que hay dos necesidades básicas, salud y un medio de ganarnos el pan que nos permita tener una vida digna. A partir de ahí todo es sumar especialmente si lo que sumamos son personas con las que compartir nuestras vidas, amores, amigos, familia... El dinero siempre me ha resultado secundario, ahora directamente lo veo irrisorio siempre y cuando podamos subsistir de una manera digna. ¿Riqueza? riqueza es tener personas a tu al rededor que te quieren y a las que quieres.
El 2018, especialmente los primeros meses, serán muy importantes en mi vida porque tal vez definan cual va ser mi futuro (si otra cosa no se interpone en el camino) y espero que todo siga por el camino que va, mejorando las previsiones. Ya me pueden operar y no creo que tarden, es mas se mas o menos cuando será la operación. La evolución posterior de la enfermedad es una incógnita para las propias oncólogas porque el tipo de tumor (y la metastasis) que tengo es totalmente impredecible pero en la mayoría de los casos evoluciona mejor después de eliminar el tumor principal.
Y eso es lo que quiero para el 2018. que la cirugía vaya bien y la evolución sea positiva.
Y por volver a lo del ateismo, por muy ateo que sea comparto con muchas personas religiosas muchos de sus convencimientos. Conozco el cristianismo con el que es fácil compartir los valores de las personas que entienden la religión no como un rezo si no como un impulso para intentar transformar el mundo para que sea mejor, mas justo y solidario. Cada vez conozco a mas musulmanes y con muchos de ellos también comparto esos mismos valores aunque de su religión a penas sepa nada. Y creo que en cualquier religión existen estos valores sean cuales sean sus dioses y o no dioses (en el Budismo no hay ningún Dios). Por eso sea cual sea la religión, sea cual sea el momento es importante celebrar y celebrar juntos, seamos ateos, cristianos, musulmunes, budistas, judios... Lo importante son las personas y sus valores no los dogmas de fe. Si lo piensas y existe un Dios ¿qué pasaría si nos hemos equivocado en elegir el nuestro y es uno de los que no existe? Da igual, en el mas que improbable caso de la existencia de un Dios, solo creo posible que le de igual que dogmas sigamos mientras intentemos hacer de nuestro mundo un mundo mejor.
Vaya... que lio de publicación ¿no? Perdonad pero la quimioterapia no me permite tener la mente despejada jejejejejeejeje
Disfrutad de estos días y de la vida.

lunes, 11 de diciembre de 2017

Tan inocente, tan puro como el amor adolescente. ¿Por qué no sonreias? ¿Por qué dejaste de hacerlo? ¿Por qué no flotabas en el aire para dejarte llevar a donde el aire quisiera? ¿Qué te paraba? ¿Cómo podías contenerte? Solo encuentro una respuesta. Dejaste de amarme para crecer y ser adulta, responsable, para sacrificar tu vida a lo que debes hacer y olvidar lo que quieres hacer, lo que era bueno para tí. Y tal vez, solo tal vez, hiciste lo correcto pero tal vez, solo tal vez estuvieras equivocada. Tal vez ser feliz hubiera sido también mejor para esa vida responsable. Me equivoqué mucho pero ahora que sé que solo hay una vida y que puede ser muy corta cometería más errores todavía. Me tragué el orgullo mil veces y ahora me lo tragaría millones, te pedí perdón mil veces, muchas de ellas sin tener ninguna culpa y otras siendo mi única culpa no saber atender a tus caprichos, y ahora pediría perdón millones de veces, lloré por ti mil veces y aún sigo llorando  seguiré llorando. Eso que odiabas tanto de mi, eso que te separó de mi se llama amor, amor a ciegas, amor romántico hasta dar casi asco. No, no creo que lo entiendas, tu cabeza es demasiado cuadriculada pero tú corazón se que podría llegar a entenderlo. Demasiadas heridas para saber lo que es el amor, para entenderlo, demasiados complejos para sentir que podía ser real, demasiado dura para ceder. Yo tenía mi juego, este juego, el juego de darle, tú tuviste el tuyo hasta que te diste cuenta de que no era un juego. Yo dejé de jugar y mi juego de sueños e ilusiones se convirtió en una realidad incontrolable. Nunca más fue un juego, tan solo una eterna declaración de amor de un corazón roto. Cuántas veces te di la razón sabiendo que no la tenías, cuántas veces tragué con tus mentiras, con tus desprecios, cuantas veces mendigue un beso más que merecido. Pero ¿sabes?, ahora que a este corazón roto se une un cuerpo enfermo que hace que la muerte me mire de cerca, volvería a hacer todas esas cosas, las mismas y más, porque si hay sacrificios que merecen la pena. La felicidad es una oportunidad que no puedes dejar pasar cuando te das cuenta de que tal vez puedas morir mañana. Y si muero sabré que lo intenté todo y si muero no me habré dejado nada en el tintero. Si mueres tú ¿Cuál sería la respuesta a la pregunta de qué ha sido tu vida?
Los días pasan, pasan los meses y cada día se hace un poco más duro aguantar en lo físico la traya que me están metiendo. En la cabeza sin embargo se abre una pequeña esperanza a la curación total. Hago vida normal si, pero cada vez me encuentro más limitado y estos días cortos, fríos y lluviosos no ayudan demasiado a esa pretendida normalidad. Cada vez me veo más obligado a pasar más tiempo en casa. Tengo ganas de que llegue la temida cirujia, que pase el tiempo y sigamos dando pasos y que por fin llegue la primavera. Supongo que esta primera fase se prolongará mucho y debo de ser paciente pero aunque se de la cronicidad de la enfermedad, mi deseo es llegar cuanto antes a un periodo en que pueda estar sin quimioterapia y poder hacer realmente vida normal aunque esa vida normal incluya trabajar ejjejjej
Cada día recuerdo este blog. Recuerdo como empezó y en lo que se terminó convirtiendo. Esa es la fuerza que tiene el amor. Un amor que sigo sintiendo aunque hace ya mucho tiempo que el amor decidiera abandonarme. Pero, es lo que hay ¿No? Algún día volveré a escribir más a menudo, algún día volveré con historias diferentes a las de esta enfermedad por la que estoy pasando pero ahora no puedo porque a pesar de todo el mayor malestar que siento no viene de la quimioterapia, no viene de este puto cáncer, viene del vacío que siento en mi alma. Pudo ser y no fue. Me apeno cada día por las cosas que hice mal y que no contribuyeron a que fueran aunque también pienso que puse mucho de mi parte y recibí menos, era normal recibir menos, ¿Pero realmente tanto menos? Me tragué mi orgullo una y otra vez y ese tal vez fue mi error, pedí perdón por cosas de las que no era culpable... En fin ya no tiene sentido echar a vista atrás cuándo se que todo quedó precisamente ahí, atrás, en el pasado. Fui feliz con eso me quedo.

viernes, 1 de diciembre de 2017

Veo con alegría que aunque ha bajado muchísimo el número de visitas sigue habiendo quien entra a curiosear en este blog. Es muy agradable saber que hay personas que te siguen leyendo a pesar de que a penas escribo nada ultimamente. Y la verdad es que tengo pocas ganas de escribir porque cuando escribo pienso y ahora lo que necesito es vivir y no pensar demasiado. Llevo ya muchos meses con quimioterapia y aunque lo llevo fenomenal, este blog me trae recuerdo dolorosos de lo que pudo ser y no fue porque la vida es cruel y no puedo con ambas cosas a la vez. He optado por la vida, aunque cada día escribo cientos de frases en mi cabeza y las pongo en un lugar donde no sume dolor.
Y voy dando pasitos, voy avanzando y cada vez tengo mas asumida mi enfermedad y cada vez estoy mas convencido de que la muerte no está tan cercana como parecía al principio. No tardaré en pasar por quirófano y aunque tengo miedo, es una gran noticia, otro motivo mas para pensar que la muerte queda mas lejos. Luego vendrá mas quimio, vendrán controles constantes durante lo que me quede de vida pero es lo que me ha tocado e intento disfrutar de cada momento. Y es por eso por lo que entro poco por aquí porque aquí están los mejores momentos de vida, unos momentos que se que no se repetirán nunca y no quiero que empañen mis ojos ahora y me impidan ver lo bueno que tiene la vida y seguir viviendo. A veces tienen que pasar estas cosas para darnos cuenta de que la vida nos da y nos quita pero que hay que aprovechar cada segundo para intentar ser felices. Sed felices, todo lo que podáis, nadie es inmortal ni inmune a todos los problemas. Poned una sonrisa a vuestra vida, nunca se sabe cuando la muerte vendrá a buscarnos, tal vez yo muera dentro de unos años por este cancer, tal vez esos años sean muchos, tal vez muera de cualquier otra cosa, tal vez muera mañana en algún tipo de accidente. Por eso tiene sentido vivir cada segundo tratando de ser feliz, sea lo que sea lo que suceda en tu vida nunca sabes cuando va a ser tu ultimo segundo. Y eso vale para todos, para los que estamos enfermos y para los que no, para los que lo tienen todo y para los que no. Disfrutad de la vida por favor.

Solo una cosa mas, sigo amando aunque con el tiempo te das cuenta de que mi amor no va a traerme nada porque por desgracia, aunque creo que todos los amores son posibles, si el amor no se sobrepone al miedo, si el amor no es capaz de perdonarlo todo, si el amor no es capaz de entregarlo todo se convierten en imposibles. La pregunta que queda en el aire es ¿y si los amores son así son verdaderos amores? Tal vez si, la vida es demasiado complicada a veces.

viernes, 3 de noviembre de 2017

Si tan solo pudiera mirarte una vez más, perderme en tu mirada para entrar en las profundidades de tu ser, para comprender el sentido de mi vida, para recorer tu cuerpo perfecto y entender que el deseo que me provocas es el más pequeño de mis sentimientos. Si tan solo pudiera mirarte una vez más y volar por encima de las nubes y ver todo lo bello que hay en el mundo,  salir de mi cuerpo para vivir en mi alma, besar mis miedos mientras vivo mi sueño, dejar de llorar por un instante por haberte perdido. Si tan solo pudiera mirarte una vez volvería mi sonrisa, volvería la mirada inocente del niño que cree que la vida le traerá el regalo con el que tanto ha soñado, volvería a erizarseme la piel por todo lo que se mueve dentro. Si tan solo pudiera mirarte una vez más, únicamente un instante, podría enfrentarme tranquilo a esta muerte que me espera, que nos espera a todos. Si tan solo pudiera mirarte una vez más y tú me devolvieras la mirada podría morir feliz cuando me llegue el momento.

miércoles, 18 de octubre de 2017

Ya hace un tiempo que se fueron las lluvias,
se fue el olor a tierra mojada,
la hierba fue perdiendo su color,
los árboles sus hojas,
y del manto amarillo de muerte no nació nada.
La tierra se fue secando hasta agrietarse
y lo que fue un bosque torno en desierto
donde quedaban las huellas marcadas
de lo que somos de lo que fuimos
hasta que un simple soplo de viento
las arrancaba para siempre
sin dejar ni un solo rastro de nosotros.
Se fueron las lluvias, se fueron para siempre,
se fue la vida pero quedó la tormenta,
miles de rayos, de truenos, de relámpagos
pero ni una solo gota de lluvia, ni una gota de vida,
el eterno recuerdo de que estuvieron ahí,
la eterna esperanza de que volvieran,
la certeza absoluta de que nunca volverían.
Y así nacieron mis lagrimas negras,
tan muertas como el suelo donde se derramaban.
Ahora ya no importa, hasta las lágrimas se secaron
y mi piel con ellas, mi corazón con ellas, mi vida con ellas.
El camino hacia la muerte es mas feliz
recordando el verdor de aquellos días
en los que creí que la primavera sería eterna.

miércoles, 11 de octubre de 2017

Fueron tiempos mejores,
otros tiempos, no sin problemas,
pero tú sonrisa lo borraba todo,
esa que no podíamos evitar poner al vernos,
esa triste mirada al despedirnos.
Habría más días, miles de días,
eso pensaba pero no los hubo
y tal vez ahora ni tan siquiera
pueda contar mis días por miles.
Cruel destino.
Confiaba en una segunda oportunidad
y ahora solo puedo pensar en seguir viviendo
para poder seguir contándolo.
Hoy he recordado tus manos,
esas que un día trataron de coger las mías
para consolarme y que por un momento rechace,
y un segundo después rectifiqué
pero era demasiado tarde.
Esas manos que una vez tuvieron las uñas
lacadas en verde. Me encantaban tus manos.
Toda tú me encantabas.
Pero los años han pasado
y tú ya te habrás olvidado de mí
y tal vez pronto sea tan solo un recuerdo
para cualquiera.
No has querido saber de mi
y yo te sigo recordando todos los días,
tal vez esta tortura acabé pronto.
Morí el día que me dejaste,
no lo sabía pero había muerto,
creí renacer pero solo sirvió
para darme cuenta que había muerto.
¿Qué más da si mi cuerpo muere también ahora?
Pelearé para que no suceda,
para que siga habiendo un camino a la esperanza.
Morí aquel día, ahora tan solo sigo respirando.