miércoles, 19 de julio de 2017

Lo que siempre creíste ahora te lo cuestionas, las seguridades que tenias se vuelven dudosas, quien creías que te quería ahora no lo tienes tan claro y sin embargo encuentras cariño donde no esperabas encontrarlo, las cosas importantes ya no son las mismas, las urgencias de la vida dejan de ser urgentes, los sueños que se apagaban renacen, encuentras cosas que habías perdido porque las dejaste perder, cambia la visión de la vida y después de esto, de un mal trago que pasaré y del que pienso recuperarme, mi  vida será diferente. Ilusiones renovadas, hay vida por delante, hay sueños por cumplir, experiencias que vivir y personas de las que disfrutar. A las que han querido olvidarse de mi -tal vez debería hablar en singular- les deseo el mejor de los caminos pero les recuerdo que tal vez un día caminarán solas en momentos de dificultad. A mi no me dan las horas para compartir momentos con todas las personas que quieren compartirlos conmigo. No se si se puede aprender algo de eso o no, pero creo que las personas ofrecen más amor del dolor que a veces nos producen. Perdonar y seguir caminando junto con los que queremos,aunque sea de manera diferente. La vida es corta y puede serlo aún más, odiar es una pérdida de tiempo.

martes, 11 de julio de 2017

Aun sin saber lo que es, ya me han confirmado que lo que tengo es una metástasis de un cáncer que ahora hay que ponerse a buscar donde está. Sigo bien, sigo fuerte, pero, de momento, se me han quitado las ganas de seguir escribiendo en este blog. Probablemente esta sea la última entrada que escriba hasta que el tratamiento que me den empiece a dar sus frutos y vea la curación más cercana. Agradeceros a todas y todos los minutos que habéis dedicado a leer este blog que tantas alegrías me ha dado y me seguirá dando. Xarle está tocado pero no hundido y como el ave fénix resurgirá de sus cenizas.

Abrazos y besos

martes, 4 de julio de 2017

Es curioso, hacía meses que no me encontraba tan bien físicamente, hacía años que no dormía tan bien. Es curioso sabiendo que estoy enfermo. Ya falta menos para saber los resultados, al principio me parecía un mundo los días que tenían que pasar pero ya no falta nada. Aun así quiero que llegue el día y que lleguen los días del tratamiento y poder dejar atrás lo antes posible esto,  para que, con el tiempo, se convierta tan solo en un mal recuerdo. Estoy fuerte, estoy animado, se que vendrán días duros, que vendrán días complicados de llevar pero muchas personas han pasado por lo mismo y lo han resistido, yo también lo haré.
Y aquí estoy disfrutando de estos días de “vacaciones”, sin pensar demasiado, aunque hay momentos, muy pocos y muy cortos gracias a dios, en los que es inevitable. Contarlo me ayuda aunque parezca una contradicción, recibir el cariño de la gente me ayuda y la verdad es que estoy sorprendido de la de gente que se está preocupando por mi, de la de mensajes de ánimo que recibo, de la de ofrecimientos que he recibido de muchísimas personas para lo que quiera. Se me saltan las lágrimas, supongo que algo habré hecho bien para que tanta y tanta gente está detrás de mi apoyándome en estos momentos difíciles.
Y sin embargo echo de menos un mensaje, una respuesta mas bien. Supongo que cuando decidió romper, rompió con todo y lo hizo bien. La perfección siempre era su meta para todo y ciertamente, a pesar de las dificultades, en ocasiones como esta hasta lo conseguía. Aquel tiempo pasó para ella, a mi me costó, pero terminó pasando para mi también. En estos momentos duros te das cuenta, al menos en parte, de lo que significas para cada persona. Y solo he tenido esta decepción, que en realidad no es ni decepción porque no esperaba otra cosa. Se olvidó de mi, me borró de su mapa y lo hizo bien como sabía hacer estas cosas. Lástima que fuera tan perfeccionista, lástima que ni la curiosidad le mueva a leer mi blog. Lástima si, pero por otro lado así esperaba que fuera.

Y hoy me quedo con todas esas personas que me han mostrado de una manera u otra su apoyo, a todas y cada una se lo he agradecido y por mucho que lo escriba por aquí ninguna lo va a leer porque nadie sabe que existe este blog. Pero quiero dejar constancia por aquí también de lo maravillosa que es la gente que me rodea, de lo agradecido que estoy a ese montón de personas que cada uno en su medida se han mostrado a mi lado. Gracias, no tengo mas palabras, se que un agradecimiento es poco para lo que me han dado pero, como he hecho en otras ocasiones, también quiero poner el valor el hecho de dar las gracias. Puede ser una palabra solo pero cuando son sinceras implícitamente lleva muchas cosas dentro. Gracias.

jueves, 22 de junio de 2017

Cosas que pasan en la vida me tendrán ausente de este blog una temporada indefinida que espero sea corta. Durante este año ha habido varias ocasiones en que he pensado en dejar de escribir aquí y otras en las que pensaba (y sigo pensando) que lo que escribo ha perdido frescura y que si algo tenía de interesante lo había perdido también. Sin embargo ahora no es ninguna de esas cuestiones lo que me separa del blog, simplemente no tengo la cabeza como para pasarme por aquí todos los días a dedicar un ratito a esto que tanto me gustaba y, aunque menos, me sigue gustando. Sucede que no estoy con ganas, tengo un problema de salud sin diagnosticar que empezó no pareciendo nada y que espero que acabe se la misma manera. En estos momentos todas las posibilidades están abiertas, pudiera ser algo leve que no requiera tratamiento o ser algo muy serio, por el medio todo es posible. Físicamente me encuentro bien y eso siempre es buen síntoma.
En fin, espero tener buenas noticias pronto y que el tonto de Xarle empiece a escribir pronto de nuevo.
Como siempre muchas gracias a todas las personas lectoras. Volveré para que si gustáis me sigáis leyendo. Un abrazo.

miércoles, 21 de junio de 2017

He cambiado tener sueños por tener sueño todo el día. Joe que me paso todo el rato durmiendo y con estos calores ya ni te cuento. Soy como un koala, me duermo en cualquier sitio, 22 horas duermen al día los bichos, aunque he descubierto que los gatos también duermen lo suyo, entre 12 y 15 horas al día cuando son adultos. Tal vez la metáfora del gato sería mas correcta 8 horas de trabajo, ida y vuelta, mas los básicos de supervivencia como comer, cagar y el aseo me mantienen despierto como máximo 12 horas, el resto las paso durmiendo y que bien se está joder, si me pongo hasta despertador cuando hecho la siesta para no llegar tarde al curro. Siempre me han gustado los felinos, y siempre he querido parecerme a uno, son endiabladamente bonitos, elegantes, seductores pero esquivos y esos ojos preciosos que lo ven todo, a veces cariñosos a veces ariscos, lo que les apetece en cada momento. Pero lo que son las cosas de felino solo tengo el sueño, mis ojos de sapo cada vez ven menos, mi capacidad de seducción es comparable a la del ornitorrinco (si te gustan los tipos raros igual te resulto atractivo) y de bonito solo tengo una lata en aceite que me comí anoche y que si el cuerpo no ha excretado ya, no tardará en hacerlo. Pero que ostias, hay días que me miro al espejo y digo joder tío, pero mírate todo agilidad, fibroso, ese pelo que tienes tan suave, que si que soy un felino. Entonces me quito la camiseta y aparece una tolva que rietete tu de las hormigoneras. Claro, pues como los gatos castrados que tienden a engordar. Yo no estoy castrado ehhhhhhhhhhhhhhhhhhh, pero tengo exactamente el mismo número de relaciones sexuales, si entendemos por relación sexual algo implique dos o mas persona, porque si cuentan las unipersonales tengo una activa y diaria vida sexual. En fin, que estaba yo (aun con camiseta) delante del espejo admirando lo bueno que estoy y pensando en la oportunidad que se están perdiendo las mujeres y os podéis imaginar que me he puesto ahí a marcar unos bíceps que no tengo, con tan mala suerte que me ha dado un tirón en la espalda de puñetera madre. No digo yo que los felinos no se lesionen, pero seguro que no lo hacen por una tontería como esta. He pensado que era la excusa perfecta para no ir a trabajar y quedarme durmiendo pero no se yo si hubiera colado. Así que he terminado viniendo y me he puesto a escribir esto. Y voy a ir terminando que en la quinta línea ya se me estaban cerrando los ojos y voy a dar una cabeza como se hacía en los tiempos de parvulario (para los mas jóvenes educación infantil), sentado en la silla, los brazos apoyados en la mesa, y sobre los brazos la cabezaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaaa……. Perdón por el exceso de aes pero es que me he quedado dormido por un instante. Buenas siesta.

martes, 20 de junio de 2017

He vivido poco lo se,  tan solo lo suficiente como para saber que dentro de un glaciar puede arder el mas ardiente de los fuegos, lo suficiente para saber que hay fuegos que pueden congelarte, que muchas veces estar en los mas alto es estar lejos de todo, que estando en lo mas bajo las compañías son mejores, que los viajes tienen un comienzo pero a veces no terminan. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que no hay sueños sin manos que los construyan, que a veces se vienen abajo por mucho cariño y trabajo que le pongas, que el mar en su profundidad es muy frio pero que nunca sabes dónde encontraras una corriente cálida, que puedes parar las olas durante un tiempo pero siempre terminaran ganando, que a veces los mares que parecen mas tranquilos son los mas agitados. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que lo que hoy es blanco mañana puede ser gris, que las mismas palabras dicen cosas diferentes en diferentes personas, que las apariencias son solo eso apariencias, que lo que para uno no es nada para otro lo es todo, que detrás de unas lágrimas se encuentran diferentes sentimientos. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente como para saber que el arcoíris de la vida es tan solo un reflejo de la luz blanca, que cuatro ojos ven mas que dos porque ven diferente, que a veces sumar es restar y otras las restas multiplican, que de todos los tropiezos se puede levantar uno pero que hasta una pequeña piedra puede llegar a tirarte al suelo. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente como para saber que el verdadero dios va vestido verde, que seguimos siendo esclavos de unos pocos, que acaparar no es vivir, que tener no es vivir, que ser es lo que mas se parece a estar vivo. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que el amor duele, para desear amar y para desear no volver a amar nunca, para haberme sentido completamente feliz y tremendamente desgraciado, para saber que el pasado vuelve a veces pero normalmente es tan solo pasado, para saber que ante los mismos sentimientos actuamos de diferentes maneras. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para escribir cuatro líneas resumiendo lo que se de la vida, y de las cuatro líneas en las cuatro tengo dudas. He vivido poco lo se, tan solo lo suficiente para saber que no he aprendido nada y que nunca sabré lo suficiente. He vivido poco lo se, lo suficiente para saber que muchas personas han vivido mucho mas en menos años, lo suficiente también para conformarme y ser feliz con lo que tengo, para no esperar nada del futuro, para poder seguir sonriendo, para ser feliz aunque a veces me cueste.


lunes, 19 de junio de 2017

Hombre sin nombre, desconocido,  que pasea por un mundo demasiado grande, un mundo que no entiende. Perdió la fe, la perdió cuando se dio cuenta de que la bondad estaba en sus ojos no en las personas. La perdió cuando se dio cuenta de que su propio egoísmo estaba presente en todas las personas. No hay esperanza, simplemente no la hay. El mundo será así siempre. Imágenes perdidas, sentimientos encontrados, sabores desagradables que inundan la boca, nauseabundos aromas que nacen en las cloacas donde realmente se desarrolla la vida, en los culos que excretan su mierda para que la coman los demás. Siempre salvándose a si mismo, como todos. Él también hiede y cada vez es peor, pronto también él será descubierto. Mentira de vida. Y lo único verdadero también lo fue. Y la persona en la que puso la fe, estaba cubierta de la misma mierda que le cubre a él. Se duchaba, se limpiaba todos los días pero aquella mierda no sale nunca, va pegada a la piel. Él no, el solo se limpiaba de vez en cuando, la mierda es uno con su piel, se creía diferente por enseñarla pero era igual que todos, simplemente olía peor. Un hombre desconocido y maloliente y sin embargo probablemente mucho mas puro de lo que ahora es, de lo que fue y será nunca. Pureza que no existe, bondad que no existe, solo mentiras construidas sobre mentiras, sueños rotos y frustraciones. ¿Inocencia? Nadie es nunca inocente, o, al menos, no lo es del todo y dejó de serlo, dejó de serlo para siempre. Perdido de una lado para otro, esparciendo su olor, su mierda y de repente resultó atractivo. Resulto atractivo por ser lo que fue, no por ser lo que en ese momento era. Construyó la mentira que le llevó a reinar en un lugar en el que nunca había estado, ni tan siquiera quería estar. Llegó allí por despecho, se vistió con sus antiguos ropajes y reinó. Pero no hay lugar para reyes que no quieren serlo. Tocó tierra de nuevo y volvió a ser un hombre sin nombre, un desconocido que pasea por un mundo demasiado grande, por un mundo que ha empezado a entender cuando se dio cuenta que el barro a sus pies no era barro, era mierda.


viernes, 16 de junio de 2017

Tiempo para todo, para nada,
para aprender para desaprender,
para hacer, para deshacer,
para dejar pasar sin hacer nada.
Tiempo para hablar, para callar,
para recordar para olvidar,
para oír sin escuchar,
para escuchar sin oír,
para ver sin mirar,
para mirar sin ver,
para no ver, no oir,
no hablar, no escuchar.
Tiempo para seguir,
para quedarse parado,
para esperar, para correr,
para saltar, para tumbarse.
Tiempo para sentir
sin sentir nada,
tiempo para no sentir
sintiéndolo todo,
tiempo de ponerse una coraza,
tiempo de quedarse desnudo.
Tiempo de sol, tiempo de lluvia,
de cielos azules y de tormentas,
de hielo y fuego,
tiempo suave, tiempo duro.
Tiempo para sembrar
sin esperar recoger,
tiempo de recoger sin sembrar,
tiempo para no sembrar ni recoger.
Tiempo de espaldas al mar,
tiempo para todo, para nada.


jueves, 15 de junio de 2017

Desiertos que fueron mares
donde hubo vida ahora hay muerte,
donde era frio ahora es ardiente,
donde reinaba la oscuridad, una luz cegadora
la sal como único recuerdo de lo que fueron.
Allí nada yo, sin saber hacerlo,
en ocasiones en un mar completamente en calma
otras entre las olas de un mar embravecido,
buceando tranquilo, ahogándome a veces
feliz siempre en aquel mar desconocido.
Y aquí camino ahora, pronto aprendí a hacerlo,
con los pies desnudos sobre la arena abrasadora,
cegado por un sol que demasiado cálido
tranquilo a veces, desesperado siempre,
en un desierto que tampoco conozco,
ni felicidad, ni tristeza, ni nada.
Añoro el mar pero no lo busco,
odio este desierto pero no busco salida.
Desierto y mar, mar y desierto.



miércoles, 14 de junio de 2017

Recorro un desierto de arena y rocas,
abrasador por el día, gélido a la noche,
mis pies desnudos arden en la arena,
mis labios se secan, mi piel se quema,
y a la noche tiemblo, muerto de frio.
No se cómo llegué a este bello lugar,
que mata sin que apenas te des cuenta,
pero aquí estoy, deambulando sin destino,
muriendo de sed pero sin buscar oasis,
tan solo un paso, otra huella en la arena
que el tiempo no tardará en borrar.
Noches de estrellas que fueron sueños,
demasiado lejanas, imposibles ahora,
lunas llenas que siguen pasando
sin poder llegar nunca a tocarlas.
Duermo sosegado, muerte fría,
muerte dulce que no llega, aun hay vida,
amanecer con un nuevo horizonte
que siempre parece ser el mismo,
en las sombras de un amanecer nuevo.
Sin fuerzas, sentado en la arena,
sin ganas de seguir vagando perdido,
pero me levanto de nuevo, un paso,
y otro, y otro mas y luego miles
para seguir en el mismo sitio,
pero camino y eso ya es algo.